Actualidad

Una chef denunció acoso de diplomáticos en embajada

"¿Estás preñada de vuelta? Mirá que las paraguayas son calentonas", le dijeron.

Elizabeth Fleitas renunció a trabajar como chef para la embajada del Paraguay en la Argentina luego de sufrir discriminación, así lo denunció a través de una carta al canciller Antonio Rivas Palacios y al embajador paraguayo en la Argentina, Julio César Vera Cáceres, por lo que ya no participará en ningún evento oficial organizado por el país.

Fleitas explicó que los motivos se deben al continuo maltrato a ella y su equipo por parte de funcionarios de alto rango.

“Lastimosamente no puedo decir sus nombres. Pero particularmente a mí me dijo: ‘¿Vos estás preñada de vuelta? Mirá que las paraguayas son calentonas, ¿eh?’. A las mozas le daban su número o le pedían su teléfono para tomarse un café. Cosas así desubicadas”, lamentó en contacto con EXTRA.

La profesional afirma que sufrió discriminación de diversa índole por parte de “autoridades que deberían mostrar lo más elevado de la cultura para la promoción del país”. “Con todo el respeto que se merece, yo vivo en un país que ha reconocido la violencia contra la mujer y las disidencias como un problema al desarrollo social, como un impedimento para la dignidad humana en todos los ámbitos y con mayor razón en el ámbito laboral”, lamenta la denunciante, quien señala haber sufrido abuso de poder por ser mujer.

En tanto que un mozo que trabaja con ella también sufrió este tipo de comportamientos. “‘Por suerte me dejo servir el café por un homosexual’, le dijo a mi compañero”, comentó el mozo.

En la atenta carta mencionó que las autoridades deben estar a la altura de los nuevos tiempos. “Por esto último, esperaría que el Paraguay tuviera autoridades diplomáticas que representen ese progreso y no los vicios de una sociedad que no supo adaptarse a los cambios actuales”, escribió al finalizar.

La joven radicada en Argentina hace más de 17 años lamenta que perdió un contrato valioso para ella y sus compañeros, pero que no se compra la dignidad. “Me duele que haya perdido esa plata, pero más me duele que no voy a poder mostrar la rica gastronomía que tiene nuestro país en esos eventos”, dijo. Agregó que si bien pensó en denunciarlos formalmente, eso no serviría de nada porque tienen inmunidad diplomática.

Julio César Vera Cáceres dijo que le “extraña de sobremanera”, no recibió ninguna queja de la señora Fleitas. Para que sea una denuncia seria, debería dar nombres, expresó el embajador.

Dejá tu comentario