Extra
clima
23º C
G 6300
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Una beba se internó por tomar yogurt vencido

Empresa quiso arreglar con una caja de leche, acusaron.

Una nena de 1 año y 4 meses quedó intoxicada luego de tomar un yogurt vencido, comprado por sus padres minutos antes.

Clara Elizabeth Ávalos Cubas, con mucha confianza, dio de beber el producto a su pequeña, en la media-mañana del 14 de agosto. Poco tiempo después la niña comenzó a vomitar y a llorar por los dolores estomacales.

A las corridas llevaron a la nena a un sanatorio. El médico la observó y dijo: “Esta niña está intoxicada. ¿Qué fue lo último que comió?”.

La mamá revisó el sachet del yogurt y notó que el producto expiró ese mismo día.

La paciente quedó internada durante dos días y luego siguió con el tratamiento desde su casa, donde nuevamente sufrió algunas complicaciones.

Ante autoridades

Con atención médica y mucho amor, la pequeña mejoró y los padres, posteriormente, fueron a la carga contra la empresa.

“Un empleado admitió que un día antes de nuestra compra se quedaron sin luz y los productos perdieron su cadena de frío. La gerencia no quiso luego saber nada de nosotros. Me contacté hasta con la central y nada”, lamentó Clara.

La mujer realizó su denuncia ante la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco). Se llevaron a cabo dos citas de conciliación, pero el representante de la empresa no colaboró, indicaron funcionarios.

“Tuve una conversación informal con el abogado Héctor Duarte, representante de la empresa, y fue sumamente alzado, me dio a entender que yo les quería joder. Me ofreció como resarcimiento una caja de leche”, expresó indignada la mamá. La señora Ávalos indicó que la vida de su hija estuvo en riesgo y que no pararía hasta que la empresa se haga responsable del daño.

Sumario

La empresa se negó a pagar por los daños ocasionados a la salud de la pequeña. Por ello, Sedeco se vio obligada a iniciar un sumario contra la cooperativa Chortitzer.

Las sanciones las fija un juez, puede tratarse de amonestaciones, multas (en el ámbito municipal y administrativo), decomiso, clausura y/o inhabilitación de la empresa.

El proceso de investigación continúa abierto, según Sedeco.

Dejá tu comentario