Extra
Destacados

Actualidad

Un joven casi muere tras tremenda golpiza

Médicos advirtieron que tendrá secuelas de por vida.

Dos adolescentes molieron a golpes a Diego Ramón Vera Rivarola (27), el domingo, en el barrio San Pedro de Encarnación.

Diego se dirigía a su casa, acompañado de su novia. En el camino, dos vecinos a bordo de una moto amagaron con chocar a la joven y le gritaron groserías.

La joven, muy molesta, contestó los improperios y el conductor de la moto detuvo la marcha, descendieron y se dirigieron hacia la pareja. Uno de ellos con puñal en mano.

Diego estiró a su novia y empezaron a correr. Rápidamente fueron alcanzados y los dos adolescentes golpearon brutalmente a Diego.

“Le golpearon y patearon la cabeza tantas veces que quedó inconsciente y sangrando. A la novia también le pegaron”, dijo Thiago Rivarola, tío de la víctima.

Diego fue trasladado de urgencias al Hospital Regional de Encarnación, donde quedó en espera de terapia intensiva más de 24 horas. Ayer fue trasladado al Hospital de Trauma, de Asunción, y fue sometido a cirugía.

En la tarde del lunes la policía detuvo a los supuestos autores, dos hermanos de 16 y 17 años. Los vecinos aseguran que los adolescentes son conocidos por realizar robos. Los detenidos están a cargo de la Fiscalía y el Juzgado del Menor.

Quedará con secuela de por vida

Diego Vera aguardó por terapia intensiva más de 24 horas.

“Manualmente estuvimos suministrándole oxígeno. Al lado de él murieron dos jóvenes esperando terapia”, dijo Thiago Rivarola. Luego de ser operado, los médicos indicaron a los familiares que Diego quedará con secuelas irreversibles.

“Si hubiera recibido una asistencia pronta quizás el daño no hubiese avanzado tanto”, lamentó el tío.

Dejá tu comentario