Actualidad

"Un día estaba conmigo y otro con él", afirmó Jonny Walker

La mujer será imputada, el marido lamentó que sospecharan de él.

Fue buscada dentro de un pozo, hasta por debajo de las piedras. Aunque los días pasaban y las horas parecían eternas, Rocío Soledad Chaparro, de 36 años, no regresaba a casa.

¿Estará muerta, dónde está Rocío, su marido la mató?, eran las preguntas que todos se hacían.

Sin pistas, sin testigos y casi nada de pruebas la Fiscalía decidió detener a su marido Jonny Walker Cano (44), el principal sospechoso de la desaparición. Incluso se hablaba de un presunto feminicidio.

Pero la historia cambió cuando Rocío apareció, pero no sola. Había huido con su amante, un peruano identificado como José Alberto Rossi Castillo (43), amigo de los Cano-Chaparro.

Rocío desapareció el 3 de diciembre de su vivienda de Isla Bogado, Luque. “Estoy cansada, me voy a Perú por Bolivia”, le dijo a su esposo por wasap. Luego no se supo nada de ella.

El martes se allanó la casa de Rocío y lo que se encontró dentro de una excavación aterrorizó a los investigadores. Dentro de un pozo encontraron varias piezas de dientes y cabellos. Luego se comprobó que pertenecían a Jonny, quien sufre de una enfermedad que le debilita las encías.

Rocío se presentó cerca de las 11:00 de ayer en la Comisaría 9na. de Limpio en brazos de su “nuevo novio”. El comisario Aníbal Torres, jefe de la dependencia policial, dijo a EXTRA que Rocío le manifestó que estaba viva, que no estaba enterada de nada y que solo supo que la estaban buscando porque un amigo le avisó.

La mujer contó que desde hace tiempo mantenía una relación con el peruano y que, como su marido no le quiso dar el divorcio, decidió salir de la casa.

“Pasé muy mal en este tiempo, pero yo decía la verdad, estaba en lo correcto. Estaba seguro de que no hice nada malo. El peruano vino a casa como un amigo. ‘Iporãite piko nde amigo’, me dijeron”, dijo Cano a la 650 AM.

“Ella dijo que se fue porque quería y que nadie le obligó. Yo no sabía que ella seguía saliendo con el peruano. Un día estaba conmigo y otro con él”, dijo también el hombre, en Monumental AM.

La fiscal Ledesma adelantó que la mujer podría ser imputada por el abandono a sus hijos por violación del deber del cuidado y en cuanto al peruano continuará detenido hasta que se confirme que está todo en regla respecto a su situación migratoria.

“Lloré de la emoción”, dijo

Jonny Walker Cano habló con los medios tras quedar libre y se mostró emocionado porque su esposa está sana y salva. “Lloré de la emoción cuando me enteré de que apareció. Estaba viva y no soy el culpable de nada. Tenía miedo de que le pase algo”, señaló el hombre.

También criticó a los medios y a la ciudadanía por condenarlo sin pruebas. “Hay que saber bien las cosas. Todavía ni terminó el trabajo de la Fiscalía y ya me acusaban”, mencionó el hombre.

Plata Yvyguy

La fiscala Sandra Ledesma mencionó que la pareja de luqueños y el peruano eran muy amigos, el hombre vivía con ellos y entre los tres cavaron un pozo en la casa para buscar plata yvyguy.

El miércoles a la noche, Jonny Walker quedó en libertad. El Ministerio Público incautó su teléfono celular y hasta antes de la aparición de la mujer, era el principal sospechoso.

Dejá tu comentario