Extra

Actualidad

Un concejal podría perder su banca por viajar con su chuli

Tenía 20 días de vacaciones y pidió permiso por 3 meses más. Dice que tiene problemas de salud, pero sus colegas tienen dudas.

La banca del concejal franqueño César Darío Benítez pende de un hilo, ya que se fue de vacaciones en marzo a los Estados Unidos y hasta el momento no regresó.

El edil se fue de viaje con su pareja Deysi Silva, que a comienzos de febrero le había denunciado por un hecho de violencia familiar y hasta había una orden de alejamiento contra él, dictada por un juez.

Pasó más de un mes y Benítez no volvió de Nueva York. Es más, pidió permiso por 90 días a la Junta Municipal de Presidente Franco, alegando tener problemas de salud y un tratamiento que seguir en el extranjero.

Sin embargo, sus colegas no le creen mucho por las fotos que exhibe en las redes sociales, en distintos lugares turísticos de EE. UU. y muy “acaramelado” con su enamorada.

No le dieron permiso

El presidente de la Junta, Roberto Brizuela, encajonó el pedido porque Benítez pretendía cobrar el sueldo de esos tres meses por adelantado, según radio Concierto.

Su colega Julia Ferreira señaló que así fue y dijo que estuvieron analizando esta particular situación. Según el reglamento de la Junta Municipal, cuando un concejal falta a las sesiones tres veces de seguido, ya se puede convocar al suplente. “El 6 de marzo fue la última vez que él estuvo en sesión, si no me equivoco”, expresó Julia Ferreira.

Llamado a suplente

El legislativo comunal planea convocar a su reemplazo la próxima semana. “Yo iba a presentar una minuta hoy para que se le convoque al suplente Nº 1 Víctor Quiroga, pero el presidente dijo que va a hacer la convocatoria para el próximo martes”, explicó Ferreira.

César Darío Benítez tenía derecho a 20 días de vacaciones, ya que formaba parte de la Comisión Permanente, afirmó Julia Ferreira. Después de un mes, ya habiendo superado su período de descanso, presentó la nota pidiendo permiso. El concejal “viajero” sigue por el país del Tío Sam sin una resolución.

Otro embrollo: Denunciado por violencia familiar

A comienzos de febrero, Deysi Silva lo había denunciado por violencia familiar. Ella pilló que estaba viviendo una mentira, ya que su amado nunca se divorció de su señora. Cuando ella le hizo el reclamo, discutieron y el concejal le pegó, según su denuncia. En aquella ocasión, un juez de paz dictó una orden de alejamiento para el edil y, en represalia, él acusó a Silva de apropiarse de varios electrodomésticos. Ella dijo que mandó la plata de EE. UU. para la compra.

Dejá tu comentario