Actualidad

Trincheras y obstáculos para evitar circulación de gente

Hicieron extenso pozo para que no crucen de Brasil a Paraguay. En Santiago, Misiones, cerraron los principales accesos a la ciudad.

No es zona de guerra. Sino una protección contra el coronavirus.

Así amaneció la ciudad de Ypejhú, departamento de Canindeyú, con su límite con la ciudad de Paranhos, Brasil.

Cosa de no imaginarse hasta hace unas semanas, pero ahora estamos en cuenta regresiva. De esta forma se bloqueó el paso de cualquier persona ya sea en motos, autos, camiones o cualquier tipo de medio de transporte entre las ciudad vecinas.

La medida de urgencia fue dispuesta por el intendente Emigdio Morel con apoyo de efectivos policiales de la comisaría, para contener la avalancha de personas que pasan de un lado para el otro, sin respetar la cuarentena sanitaria. El comisario Luis Bordón, jefe de la comisaría local, explicó que en la extensa zona de 15 kilómetros aproximadamente, existen 31 puntos de acceso provisorios que la gente fue construyendo de manera clandestina, por lo que controlar la zona es casi imposible.

El contingente de uniformados que custodian la frontera está integrado por seis personales de prevención, seis del Grupo Especial de Operaciones (GEO), tres de investigaciones y seis militares con una tarea de 24 horas, informó Elías Cabral.

En Misiones

El intendente de Santiago Misiones, doctor Ignacio Larré Del Puerto, dispuso que se cierren los principales accesos de la ciudad para evitar que la gente entre o salga. Solo la calle Gral. Díaz queda habilitada.

Santiago Misiones.jpg

En Ybycuí, Paraguarí, también se dispuso el cierre de los límites con la ayuda de la Policía Nacional.

Dejá tu comentario