Extra
clima
25º C
G 6300
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Tras asaltar, se ponía blusa y calza de mujer para despistar

"Majin Boo" se cambiaba en un santiamén en Ciudad del Este. El hombre tiene antecedentes por robo, creen que es adicto.

Con una holgada y colorida blusa de mujer combinada con una calza a la moda, estaba vestido Máximo Eudelio López Ramos. Lejos de querer verse como una dama, lo que realmente pretendía el joven de 24 años era zafar de la Justicia.

Según las versiones de las víctimas, el muchacho se colocaba las prendas para ingresar a las negocios de Ciudad del Este y robar pasando desapercibido.

Supuestamente, de esa manera entró a tres locales y, tras llevarse todo lo que podía, se desvistió y abandonó las ropas para lograr escapar sin problema: debajo tenía otro atuendo.

La habilidad de hacer sus maldades en un santiamén hizo que a López se lo apodara “Majin Boo”, uno de los personajes malvados de Dragon Ball.

El lunes, cerca de la medianoche, Máximo fue detenido por agentes de la Comisaría 1ra. y estaba vestido de mujer. El comisario Julio César Sosa, jefe de la mencionada dependencia, mencionó que el hombre sería un adicto. “Deambula por la zona baja del barrio San Rafael”, dijo el uniformado.

In fraganti

López Ramos ya fue procesado por dos causas anteriores, pero el 24 de junio volvió a hacer de las suyas. “Es un indigente que vive en la calle, la policía le sorprendió cuando intentaba abrir un comercio, se resistió y huyó, pero se logró atraparle ayer”, contó otro agente.

A pesar de que “Majin Boo” tiene prohibiciones de portar armas y consumir bebidas, tenía en su poder un enorme cuchillo tipo carnicero y una botella de caña. Quedó detenido en la Dirección de Policía y el caso está a cargo de la fiscala Estela Mary Ramírez.

Otro golpe: en complicidad con una menor

Uno de los golpes que hizo el muchacho ocurrió el 28 de agosto del 2018.

Tempranito, cerca de las 5:30, el joven aprovechó que nadie estaba en una oficina ubicada en el barrio San Roque de Ciudad del Este, Alto Paraná, y forzó la puerta de blindex.

De allí se llevó una computadora portátil y otros objetos de valor, propiedad de Mariela Villalba Ibáñez, quien mediante cámaras de circuito cerrado pudo dar con el autor.

En esa ocasión actuó en complicidad de una adolescente de 14 años que lo acompañó. La menor, al verse descubierta por las grabaciones, delató el modus operandi del acusado.

Dos causas: El joven tiene dos antecedentes penales, por robo agravado en grado de tentativa y hurto agravado. Posee prohibiciones de portar arma y consumir bebidas alcohólicas.

Delincuentes evolucionan sus “técnicas”

-Muñeca enferma: Malevos usaron una muñeca envuelta en frazada para asaltar una farmacia en Ciudad del Este. Dijeron que era un bebé enfermo. El guardia abrió la puerta: se llevaron G. 30.000.000.

-Accidente falso: Una familia esteña fue víctima de asaltantes que fingieron un choque para asaltar. El modus operandi se vio en otras partes del país.

-Pistolas de juguete: Usan arma de gua’u para asaltar. También fingen ser vendedores.

Dejá tu comentario