Actualidad

Trabajadoras sexuales hacen rebajas por crisis

El Gobierno no las tiene en cuenta para el subsidio."Algunas igual salen a las calles", contó la activista Yren Rotela.

Puede estar parada por varias horas en algunas de las oscuras y silenciosas esquinas de Asunción sin poder levantar ningún cliente o alguno que otro para salvar para la comida.

Las trabajadoras sexuales también sufren el cese económico por la crisis, por el paro sanitario que se decretó por miedo al coronavirus. Yren Rotela, activista de los derechos trans y trabajadora sexual, mencionó que “están muriéndose de hambre” las travestis por el aislamiento, ya que no reciben ninguna ayuda.

Algunas de sus compañeras no tienen de otra que seguir trabajando pero casi no tienen clientes o recurren a “muchas rebajas” de sus servicios para poder hacer algo de dinero.

“Tengo compañeras muy pobres que necesitan de ese dinero, algunas están desesperadas e igual con el miedo a contagiarse salen a las calles a buscar clientes. La tarifa normal era de G. 150.000 a G. 100.000 antes, ahora con la crisis cobran solo G. 60.000 a G. 50.000, también los clientes están en crisis y piden que se les haga precio”, señaló.

Rotela indicó que “antes tenían entre 5 a 7 clientes por día, ahora con suerte tienen 1 o 2, paró todo. Hasta las ‘trabajadoras sexuales Vip’ bajaron el precio de su trabajo. Es desesperante”, contó.

La activista pidió al Estado que “se les tenga en cuenta” en el subsidio del programa Ñangareko, ya que dicen que su trabajo también es informal y que están siendo muy afectadas por la crisis. “No pensaron en las travestis y trabajadoras sexuales a la hora de hacer esto. Más allá de nuestra identidad, somos seres humanos que pasamos hambre, además de que podemos ser contagiadas y contagiar a la vez por exponernos en la calle”, dijo.

¿Faltará condones? A full se venden en la cuarentena

A nivel mundial, los preservativos escasean porque se aprovecha el encierro para los encuentros sexuales. Algunas farmacias paraguayas aseguraron que es el producto más solicitado por delivery, en algunos lugares ya subieron de precio. “Parece que en la crisis también hay prioridades. Aunque es bueno cuidarse”, dijo, Lourdes L., una de las farmacéuticas. Mucha gente compra de 5 a 10 cajas, no sabemos si es para uso personal o reventa”, contó Perla.

Dejá tu comentario