Extra

Actualidad

Tomar HASTA dos latitas de cerveza ayuda a hidratarnos

Embed

La doctora Silvia González, especialista en medicina de conciencia preventiva, explicó a EXTRA que tomar cerveza después de una actividad física puede ser muy sano. Pero tranquilos, muchachos, no es para echar la casa por la ventana, ya que hay algunas recomendaciones para que los resultados sean positivos para la salud.

"Hay un estudio de la Universidad de Granada que dice que 600 ml de cerveza luego de la actividad física incluso podría hidratar más que el agua. Se quedó demostrado, con un grupo de deportistas, que se reponen más rápido los electrolitos (minerales en la sangre)”, explicó la experta.

La profesional advirtió que exagerar con el consumo de la “rubia espumante” puede ser muy dañino, ya que superando la cantidad recomendada, más o menos dos latitas, el alcohol se convierte en azúcar y eso puede provocar diabetes.

“Sabemos que la borrachera mata neuronas, cirrosis hepática o el cáncer de hígado y ni que hablar de los aumentos de casos de violencia doméstica, accidentes de tránsito y un montón de problemas sociales. Porque muchas de las enfermedades pueden ser prevenibles si cuidamos nuestra salud”, expresó González.

Ku’i mi corazón

¡No! Es la respuesta de la doctora en cuanto a la deliciosa y casi celestial combinación entre un asadacho y unas cervecitas bien frías.

“Esta combinación fermenta la carne con la cerveza. Produce algo que se llama cadaverina y putrescina. Eso se queda pegada a la pared del intestino, causando cáncer de colon. En un país muy cervecero y muy carnívoro hay que insistir en la alimentación sana”, remató.

Atilio Godoy, médico clínico, coincidió en que la espumante es buena para la salud por sus componentes.

"Tiene bazo dilatador, o sea que mejora la circulación de la sangre. Tiene complejo B, levadura que es diurética y aporta fibra. Claro que no hay que abusar", dijo. Agregó que lo que él recomienda son dos copitas de vino. "Es el mejor antioxidante. Pero debe ser tinto. No rosado ni blanco. Uno después de almorzar y otro después de cenar", sugirió.

Un menú “antienvejecimiento”

La doctora Silvia González también es especialista en Nutrición Biológica y armó un menú especial para un restaurante asunceno al cual denominó: "Cartas antiage" o anti-edad. Comentó que muchos alimentos combinados pueden ser hasta anticancerígenos. "Se pueden licuar frutillas, naranja y endulzarlo con miel. Eso puede consumir el vegetariano, vegano y el diabético", explicó. Instó a reducir los "venenos blancos", azúcar, harina y sal, para verse más joven.