Actualidad

Todos a cuarentena por estar cerca de mujer "resucitada"

Como medida de prevención, deben estar diez días aislados. Autoridades sanitarias piden a allegados acatar el pedido.

La aglomeración que se armó en torno al caso de Crescencia Bogado (67), quien fue declarada muerta pero horas después “resucitó ” en su velorio en el barrio Virgen del Carmen de Hernandarias, sigue dando que hablar. Familiares, vecinos, periodistas y curiosos que acudieron a la vivienda y la acompañaron al hospital deben hacer cuarentena.

La recomendación fue hecha por las autoridades sanitarias de Alto Paraná para evitar un contagio masivo, ya que supuestamente doña Crescencia había dado positivo a la prueba del COVID-19, lo que le complicó el cáncer de pulmón que padecía y por el cual estuvo más de 20 días internada en el hospital distrital de la citada localidad.

El jueves último, la señora supuestamente recuperó sus signos vitales luego de casi 24 horas de estar en un ataúd, pero horas después en el hospital confirmaron finalmente su fallecimiento.

Los familiares no habían permitido el lacrado del cajón, ni usaron en todo momento tapabocas, sino que revelaron que le hacían masajes al cuerpo, que recuperó sus signos vitales.

Cuando un equipo de prensa acudió a su domicilio la mayor parte de los allegados estuvieron sin el tapabocas puesto. Por esta razón, se pide a todos lo que estuvieron en contacto directo e indirecto con la fallecida, se aíslen voluntariamente por diez días. Para ello, cada persona debe comunicarse al 154 para solicitar una constancia de que acatará la cuarentena de manera voluntaria, aclarando su nombre y apellido, además del número de cédula. Posteriormente, deberán realizarse el hisopado para descartar o confirmar el contagio.

Catalepsia

Ante el extraño caso, el médico forense Pablo Lemir dijo que podría tratarse de catalepsia (accidente nervioso que paraliza los signos vitales y el cuerpo), que ocurre en muy raras ocasiones.

“Cuando se revisa al paciente y no da signos vitales se lo declara muerto, incluso con la catalepsia el cuerpo puede presentar un estado cadavérico, pero la temperatura del cuerpo sigue normal”, mencionó.

No fueron por falta de equipo

Voceros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Hernandarias dijeron que recibieron el pedido de auxilio del caso, pero que no pudieron acudir debido a que no tienen equipos de protección para tratar a un paciente con COVID-19 positivo.

“Nuestro vehículo es para casos con fracturas u otro tipo de trauma para derivar rápido al hospital. No tenemos equipo para servicios respiratorios y menos para casos de COVID”, indicaron.

Según explicaron, deben realizar una desinfección después de cada servicio y eso implica un gasto extra que no pueden cumplir. Además, quieren proteger a los socorristas para no ser contagiados con el virus.

Dejá tu comentario