Actualidad

Todo un pueblo evitó que lleven a un niño a Uruguay

Al papá le dieron la restitución internacional, pero la mamá asegura que el hijo no se quiere ir.

Media ciudad de Yegros (Caazapá) se juntó ayer frente a la casa de doña S. V. para hacer fuerza con ella e impedir que su hijo sea llevado por el papá al Uruguay.

Fueron los mismos que en noviembre de 2019 se manifestaron a lo grande contra las tres camaristas que le dieron al padre la restitución del niño de 8 años.

A la mañana tenía que ser la audiencia en el juzgado de Caazapá, para que la madre entregue al pequeño Mauri, pero la mujer presentó reposo por sospecha de dengue y no se fue.

Entonces, la jueza de primera instancia de la Niñez y Adolescencia, Alicia Fariña, decidió que vayan a buscar al niño a su casa.

En menos de una hora, decenas de familiares, vecinos y amigos ya estaban esperando a la comitiva, con pancartas, cánticos y todo.

En medio de los abucheos, el padre se bajó de la patrullera y montón de policías tuvieron que rodearle para que no le hagan nada.

Tras momentos de mucha tensión y cuando parecía que la cosa se iba a descontrolar, él decidió subirse de vuelta.

La mujer dijo en todo momento que el nene no se quería ir. “¿Vos querés llevarle así a la fuerza, en contra de su voluntad, en una patrullera?”, le reclamó a su ex, al que denunció por violencia cuando vivían en el Uruguay.

Por suerte, el chico no vio ni escuchó nada de lo que pasó, porque cuando se supo que iban a buscarle, la abuela lo llevó a la casa de la bisabuela, contó S. V.

Largo pleito

La familia vivía en el Uruguay, pero la mujer decidió volver a su ciudad con su hijo. “Yo fui víctima de violencia allá, salí corriendo”, dijo a EXTRA.

Hace dos años, el padre pidió la restitución internacional. La jueza de la Niñez se lo negó; pero después un tribunal conformado por Cynthia Ramírez, Teresa Doldán y Margarita Miranda le favoreció.

En noviembre del año pasado la mujer se encadenó por eso. La Junta Municipal le dio su apoyo con un día de asueto para la manifestación.

Dejá tu comentario