Extra

Actualidad

Tiene que usar pañales tras un error del médico

“Si bien yo camino, me tengo que manejar en silla de ruedas porque estoy con una incontinencia y sentada controlo mejor. Si salgo, tengo que estar cerca de un baño o usar pañales”, relató la odontóloga Mirta Alcaraz (49), quien quedó prácticamente destruida tras una mala práctica que le realizó su cirujano.

Ella contó que fue a consultar al Sanatorio Migone por un malestar general. Luego de unos análisis le diagnosticaron un quiste en el ovario, por lo que tenía que someterse a una cirugía para hacerse una histerectomía total (vaciamiento). El gineco-obstetra Iván Luis Vyzokolan le aseguró que dentro de 72 horas ella ya iba a volver a su casa, pero la situación se complicó y al final terminó en terapia intensiva, con las vías urinarias dañadas.

La doctora en odontología contó que el especialista le cortó uno de los uréteres y el otro le dejó dañado. Lo peor del caso es que luego de que la mujer quedara en terapia intensiva por la mala praxis, el doctor le dio de alta ginecológica, porque él tenía un “viaje programado” de vacaciones a Colombia. Mientras tanto, su paciente tuvo que entrar a una segunda operación de urgencia para ponerle dos catéteres para recuperar la vía dañada.

“Me abandonó en terapia y yo quedé en ese estado por error. Estuve con riesgo de vida, cuando salí el jefe de terapia intensiva me dijo que mi vida era un milagro”, declaró Alcaraz.

La afectada es una de las odontólogas más conocidas de la televisión, ya que a lo largo de su carrera ha estado enseñando sobre la salud buco-dental en diversos programas. La conocen como la odontóloga de los famosos.

“Hasta mi imagen pública se ve dañada, hoy todos conocen mi situación y para que este señor se haga responsable tengo que contar lo que pasó. Para mí es humillante tener que contar que me manejo con pañal”, dijo con la voz quebrada.

“Vengo a mi trabajo porque necesito salir de mi casa, no atiendo a la gente, pero estoy acá porque tengo que ocupar mi mente en otra cosa, estoy con una depresión. Necesito salir a ver gente”, añadió.

Refirió que Vyzokolan le ofreció G. 10.000.000 a su abogado, lo que representa una burla porque ella gastó G. 32.000.000 en la primera cirugía. Tratamos de obtener la otra versión, pero desde el Migone nos dijeron que en ese momento no podían responder nuestras preguntas. El caso es investigado por el Ministerio Público.