Actualidad

Termómetros crean "guerra" con clientes de comercios

Es toda una lucha para encargados de hacer cumplir el protocolo.

Debido a la pandemia por el coronavirus se dispuso que todas las personas que entren a un local se laven las manos y se les tome la temperatura, pero para los guardias y dueños de estos comercios eso es toda una lucha.

Algunos clientes se niegan a que se les “apunte” con un termómetro, argumentando que puede dañar el cerebro, aunque no existe evidencia que confirme esta teoría y, si acceden a realizarse, piden que sea en el brazo, muñeca o cuello, creando hasta discusiones.

“En los últimos tiempos la gente ya no quiere ni usar tapabocas. Cuando le vas a tomar la temperatura, te retan, se plaguean… jeja’o mante recibimos todos los días”, lamentó Mario Paredes, propietario de Danielito Comercial, de Capiibary, ciudad que hace poco registró su primer caso positivo de coronavirus.

Paredes lamentó que incluso muchos prefieren retirarse nomás del local antes que cumplir con el protocolo, lo que le perjudica a la larga en la venta.

Super La Corona.jpg

Alexis Lugo, de La Corona supermercado, de la misma ciudad, dice que está complicado que la gente acceda a los controles para el lavado de manos, usar tapabocas y el “robaneuronas”, como algunos lo llaman. “La gente dice: ‘yo no creo en eso’, pero no se trata de no creer o no, se debe acatar”, dijo disgustado.

Una estrategia que puso en práctica para los “rebeldes” y no perder a sus clientes es que su empresa decidió ofrecer esperar en la vereda, mientras uno de los gondoleros les hace las compras.

“Nos ingeniamos un poco. A mí parecer que con el termómetro no hay mucho drama, sino por el uso de tapabocas. Muchos vienen con eso en la mano y se ponen solamente para entrar”, explicó Lugo.

Este comportamiento se repite en varios puntos del país.

Édgar Espínola, de Luque, inauguró hace poco su minisúper y ya se ganó algunos dolores de cabeza y encontronazos.

“Mi cuñadito me ayuda a controlar la temperatura y que se laven las manos. Increíble es cómo la gente no quiere respetar. De todo ya le dijeron al pobre”, lamentó.

El Ministerio de Salud recuerda que los termómetros infrarojos no dañan y que están preparados especialmente para uso humano. Recomiendan que se revisen las especificaciones y que estén bien calibrados. Una mala configuración puede dar una lectura errónea de la temperatura.

Recomendaciones de Salud

El termómetro es uno de los aparatos más utilizados actualmente. Tené en cuenta: 1- Asegurá que la zona a ser medida esté despejada y seca (por ejemplo, cabello, sudor, gorro, etc). 2- Limpiá el termómetro con una toallita con alcohol al 70% entre cada persona a ser controlada. 3- Mantené el termómetro en un ambiente de temperatura estable. Cuando la temperatura cambie mucho, dejar durante unos diez minutos para empezar a medir.

Dejá tu comentario