Extra

Actualidad

Tenía su celular en el bolsillo y le cayó un rayo

Descarga eléctrica partió en dos al hombre de 65 años.

Pese a la insistencia de su familia para que se retirara del negocio de la olería, Rubén Ovelar Acosta, jamás dio un paso atrás en su negocio.

Su tierra era su mayor tesoro y el trabajo su fortaleza, a sus 65 años, según aseguró su hermano, Roque Ovelar. Don Rubén, religiosamente despertaba antes que el sol lance sus primeros rayos y respetaba la hora de la comida a rajatabla, al mediodía.

Por ello llevaba diariamente el alimento a sus personales y últimamente también a un tractorista, que hacía trabajos en un arroyo que cruza su propiedad, en la compañía Curupicayty de Itá.

Eran cerca de las 12:30 del lunes, cuando regresaba a su domicilio luego de dejarle el almuerzo al trabajador, momento en que se desató la tormenta.

“Estaba hablando por celular con mi hermano, cortó la llamada y metió en el bolsillo de su camisa. Para su mala suerte, el rayo le agarró de lleno, toda su ropa le cortó en medio”, contó Roque.

El hombre lamentó lo ocurrido, asegurando que muchas veces le insistieron para que deje el laburo a sus empleados y descanse.

“Siempre le dijimos que deje, pero no... él no quería dejar su tierra. Murió en su tierra, como le gustaba vivir”, indicó.

La víctima fue llevada hasta el Centro de Salud de Itá por sus empleados. “No hubo caso, el rayo le partió en dos, le agarró de lleno”, dijo Roque. El entierro se realizó ayer, en el cementerio de la ciudad.

Muertes por caída de rayo

  • 01-11-18: Diez vacas murieron al ser alcanzadas por un rayo en una estancia en la zona de Laureles, Ñeembucú.
  • 31-12-18: Una niña de 3 años falleció mientras jugaba con otros niños en la casa de su abuela, en Pirapey, Itapúa.
  • 05-01-19: Una adolescente de 15 años murió al ser alcanzada por un rayo en el barrio San Carlos de Luque.
  • 26-01-19: Un rayo fulminó a 54 vacas en Ybyrarovaná, departamento de Canindeyú.

Dejá tu comentario