Extra

Actualidad

Techo se cayó sobre una mujer y sus dos hijitos

Familia se salvó de morir tras intensa lluvia. Estaban descansando cuando ocurrió el derrumbe.

El susto de su vida pasó Verónica Benítez ayer, cuando la naturaleza le sorprendió.

Ella y sus dos hijos pequeños estaban durmiendo plácidamente en la cama de su humilde casita, ubicada en el barrio Lucero, de Hugua Potî, Itauguá, hasta que un ruido interrumpió el descanso.

Sin entender muy bien lo que pasaba, la doña despertó y vio que un montón de tejas cubría a los tres.

La copiosa lluvia que se registraba en la zona hizo que en un santiamén el techo se desplomara.

“No veía a mis bebés, fue una experiencia muy fea”, contó a EXTRA.

Sin dudar, la joven mamá buscó a sus retoños entre los escombros, y su desesperación era mayor, ya que ninguno de ellos respondía.

“Ellos estaban cubiertos de tejas, y a sus costados estaban las vigas, gracias a Dios no quedaron aplastados”, dijo.

El mayor de sus niños, de 8 años sufrió una fisura en el brazo derecho y tendrá reposo de un mes, mientras que el de 4 años, tuvo leves cortes en el rostro y la oreja.

“Es un milagro que estén con vida, no sé qué haría sin ellos, no deseo esta horrible desesperación a nadie”, manifestó.

Verónica quedó sin techo y varias de las pertenencias quedaron mojadas, razón por la que pide la ayuda de la ciudadanía. Contacto: (0971) 758 280.

Hasta la rodilla

casa_9960426.jpeg

Don Eliseo Alcaraz y su familia pasaron de lo peor. Su casa se inundó por el desborde del arroyo San Lorenzo, en el barrio San Blas. “Todo el barrio está inundado, el agua me llega a la rodilla”, contó. Pide ayuda porque perdió muchas cosas. Llamar al (0981) 472 892.

Escuela se inundó

Tras cinco años, en la Escuela Básica 4199 María Auxiliadora Municipal número 3, de San Lorenzo, volvió a entrar agua. Los profesores pasaron horas tratando de limpiar el lugar. Cinco alumnos estaban en ese momento en la institución. Luego, sus padres fueron a retirarlos.

“Hace mucho no pasábamos por este susto, llovió por horas, el arroyo se desbordó y seguimos limpiando acá”, contó a EXTRA la directora Miriam Margarita Paredes.

Dejá tu comentario