Extra

Actualidad

Tajeado en la cara por no pagar en burdel

La casa de citas está a solo media cuadra de la laguna de Itá.

El alboroto que se armó luego de que Roberto Acosta (49) quisiera salir sin abonar por el servicio que solicitó casi termina en tragedia.

Eran las 17:00 del domingo, cuando un griterío infernal se armó en un santiamén. Acosta salió casi a rastras y ensangrentado del burdel, ubicado en pleno centro de Itá, donde al parecer es habitué.

Peligro

Cuando llegó a la Comisaría 12 local, no se animó a decir más que su atacante era una petisita y de cutis moreno que hacía un rato parecía tener la sonrisa fácil, pero en segundos se volvió feroz y violenta. La mujer le cortó en el rostro y le clavó en la cintura.

“El señor supuestamente no vio con qué (ella) le clavó. Pero parece un corte de botella. Solo reconoció que no quiso pagar. Hasta ahora no apareció más para tener más datos de lo que ocurrió”, contó el comisario Estanislao Sanabria. La casa de citas, que se encuentra a media cuadra de la conocida laguna iteña, ya fue denunciada en varias ocasiones por vecinos de la zona, que indicaron que no es la primera vez que ocurre episodios de violencia y temen por la presencia de menores.

"Nadie hace nada"

"Vivo pegada al burdel. Es un secreto a voces acá. Fui y denuncié muchísimas veces a la municipalidad. Fui a las sesiones de la Junta, pero nadie hace nada. Soy yo la que llamo a la patrullera. Acá viene gente de distintas edades. Con mochilas, quién sabe con qué cosas adentro. Hay criaturas allí que viven, porque también hay un inquilinato atrás", se quejó doña Luz Olmedo, vecina del lugar.

Temas

Dejá tu comentario