Actualidad

Supuesto pastor está preso por abusar de niña de 11 años

Vecinos lo agarraron frente a un templo y lo ataron para que no huya.

Una niña de 11 años, cuya madre soltera debe salir a trabajar todos los días, se quedaba al cuidado de una vecina en una villa del distrito de Ypané, departamento Central.

El miércoles de la semana pasada, alrededor de las 17:00 horas, la pequeña pidió permiso a la señora para ir a su casa, para bañarse, cambiarse y esperar a su mamá.

Fue a su vivienda y luego de asearse y ponerse ropa limpia, se acostó a mirar televisión.

De pronto, irrumpió en su pieza un hombre de 54 años, supuesto pastor evangélico, quien le apretujó los pechos y se tiró encima de ella, sobre la cama.

Luego, amenazó a la criatura para que no cuente nada, porque si lo hacía, él iba a matar a su madre y a su hermanito, según contó una fuente consultada por EXTRA.

La criatura quedó bastante asustada y calló como pudo lo que le había pasado.

“Estaba muy extraña luego, le preguntábamos, pero decía que no pasaba nada”, refirió la fuente.

Sin embargo, el domingo, alrededor de las 23:00 horas, la víctima ya no pudo aguantar, se quebró en llanto y le contó a su madre lo que le había pasado.

Fueron a buscarlo

De inmediato, la señora acudió a la casa de la vecina donde se quedaba la niña, para preguntarle si sabía algo de lo ocurrido.

Enseguida, los vecinos fueron alertados y salieron varios, dispuestos a buscar al supuesto autor.

Se supo que el presunto abusador estaba en un templo cercano, participando de una Campaña Evangelística, por lo que fueron a buscarlo.

Llamaron al Sistema 911, para que acuda la policía al lugar; como los agentes tardaron en llegar, insistieron, porque ya se estaba por terminar el “culto”.

“Atájenle ustedes, mientras que nosotros llegamos”, les respondieron desde la comisaría de la zona, por lo que se quedaron a montar una especie de guardia.

Un grupo entró a hablar con la encargada del templo, para alertarle sobre la situación, y esta les pidió que esperen a que termine la reunión, porque estaban teniendo visita de “hermanos” de otras localidades y no querían “escándalos” en el lugar.

Entonces, uno de los religiosos habló con el pastor, le convenció de salir. Apenas estuvo en la calle, los vecinos se abalanzaron sobre él y lo ataron con piola, de la mano y el cuello, para inmovilizarlo.

Así lo encontraron los policías cuando llegaron al lugar, para llevarlo detenido.

El caso quedó a cargo del fiscal Enrique Gómez de J. A. Saldívar.

No se sabe si tiene familiares

El pastor detenido “es un señor solo, no tiene familiares conocidos por la zona”, dijo una vecina a EXTRA

En su defensa, el denunciado alegó que “todo es mentira, que la criatura nomás inventa”, pero nadie le cree.

El hombre solía ser visto a bordo de una motocicleta, recorriendo por barrios de Ypané, donde llegaba a las casas a ofrecer sus servicios de técnico en refrigeración, según comentaron usuarios de las redes sociales.

Dejá tu comentario