Actualidad

Supuesta endemoniada y su mamá están desaparecidas

Marido y suegra denunciaron que nada saben de las mujeres. Ellas son de Pedro Juan Caballero y fueron a Ciudad del Este.

En el asentamiento Soberanía Nacional del Barrio Defensores del Chaco, de Pedro Juan Caballero, los vecinos estaban con el Jesús en la boca, porque una chica de 20 años supuestamente estaba endemoniada.

Se trata de Noelia Giménez Romero. Sus parientes tampoco sabían qué hacer con ella.

Según ellos, había momentos en que la chica decía que le tenía al demonio dentro de su cuerpo y hablaba en “lenguas” y tenía una fuerza incontrolable.

La situación que vivía la familia era delicada ya que todos le tenían miedo, nadie quería pasar frente a la casa.

Supieron de templo

Fue así que supuestamente, la mamá de Noelia se enteró que en Ciudad del Este había un templo conocido como Centro de Espíritus, donde hacían rituales de oración para expulsar a los demonios.

Sin dudar, la mamá de la chica, doña Patrocinia Romero, hizo las maletas y le llevó a su hija al exorcista. Doña Patrocinia (49), le dijo a su marido Pablino Giménez (57), que consiguió para llevarle a Noelia a un tratamiento psicológico y espiritual por 3 días, en el Templo en Cuidad del Este, y que un amigo las iba a llevar.

Casi 3 meses

El 22 de agosto, a eso de las 4 de la mañana, la señora y su hija Noelia salieron de la casa en una camioneta con un señor que es amigo de ña Patrocinia.

Ellas no llevaron ni un celular para hacer el viaje al templo de Ciudad del Este.

Pasaron los días y don Pablino no pensó mal porque el tratamiento para quitarle los malos espíritus a su hija era luego de 3 días y tal vez estaba prohibido usar celulares.

La cosa se volvió rara para el marido cuando ya se cumplió el tiempo y su esposa e hija no le llamaban ni de un teléfono ajeno.

Denuncia policial

Sin noticia de ambas, don Pablino se acercó en la mañana del lunes a la Subcomisaría 02 del barrio Industrial pedrojuanino a dar parte de la extraña desaparición de su señora e hija.

Se fue acompañado de su suegra ña Sotera Olmedo viuda de Romero (68), según informaron los agentes de esa base policial.

El señor explicó lo que estaba pasando y le dijo a los Policías que estaba ya demasiado preocupado por su familia porque eran solo tres días lo que debía durar el viaje y ya está por ser tres meses que nada sabe de ellas.

Para más yapa ambas no llevaron celulares para poder llamarlas, no tiene la menor idea de dónde están.

¿Quién es el hombre?

Sobre el hombre que le llevó a su esposa e hija hasta CDE, tampoco pudo decir nada porque no le conocía, solo era muy amigo de su esposa.

El caso fue comunicado a la fiscal Reinalda Palacios para que investigue la desaparición.

Dejá tu comentario