Actualidad

Subió consulta por niños depres

Están aburridos y ni la tele les contenta.

La psicóloga clínica Marlene Ojeda tiene el doble de consultas de niños y adolescentes con problemas mentales respecto al año pasado.

Sostiene que gracias a la pandemia se vio la importancia de la salud mental.

“En los adolescentes se ve que son ellos los que le dicen a sus papás que quieren consultar. Antes era el colegio el que les obligaba”, dijo a EXTRA.

Observó que a los niños les cuesta más concentrarse, están muy distraídos, tienen muchas más pesadillas y les cuesta conciliar el sueño.

“Mayormente, los adolescentes tienen ataques de ansiedad, problemas para dormir. En los niños, tienen problemas de aprendizaje”, afirmó.

Ni la tele

Resaltó que estos son problemas de los que antes no se daban cuenta los padres pero que les preocupa ahora que comparten más con ellos.

“Se les cerró la puerta en todos lados y ocurre esto. Muchos padres mencionan que los niños se aburren rápido, antes era dejarles la tele y ya estaba”, indicó.

Añadió que los niños están mucho tiempo con la tecnología y adoptan muchas conductas que ven ahí y se vuelven más agresivos.

Para evitar que pasen todo el día viendo la tele o durmiendo, la profesional ayuda a organizar una serie de actividades a realizar durante el día.

Consultas gratuitas

El Hospital de Clínicas potenció sus consultas psiquiátricas para niños y adolescentes. Para ello abrió el (0992) 782 394.

“El niño que no socializa está encerrado en la incertidumbre”, subrayó Julio Torales, Jefe del Departamento de la Infancia y la Adolescencia.

El 75% de los niños con problemas mentales no recibe un tratamiento adecuado por el estigma social y la poca cantidad de profesionales, destacó.

“En el país hay 100 psiquiatras para 7 millones de habitantes, de los cuales 12 son psiquiatras infantiles”, resaltó el médico de Clínicas.

Para subsanar esta situación, capacitan a otros médicos como pediatras y médicos de familia para que hagan un diagnóstico rápido.

“Para ser psiquiatra infantil se estudia 6 años de medicina, más uno de internado, tres de psiquiatra de adultos y dos de niños, sumando 12 años”, subrayó.

Afirmó que es muy difícil para los padres admitir que su hijo está deprimido.

Dejá tu comentario