Extra

Actualidad

Su concubina y sus hijos casi le desfiguraron la cara

Un hombre fue brutalmente agredido con la argolla de hierro de un arreador. Las supuestas responsables del hecho fueron detenidas y remitidas a la cárcel regional de Misiones.

Aquella siesta del pasado 1 de diciembre quedará marcada en la vida de Don Facundo Figueredo Ojeda (51).

El hombre oriundo del distrito de Carapeguá, Paraguarí, fue víctima de una brutal golpiza, donde los autores fueron sus propios hijos y su concubina.

“Él llegó hasta la comisaría totalmente ensangrentado y lo que contó fue que le advirtió a su hijo que deje de jugar fútbol porque hacía mucho calor y que ahí comenzó una pelea”, contó el oficial Ever Gaona, quien recepcionó la denuncia.

Hombre maltratado por sus hijos

Según Don Facundo, su concubina Nelly Páez (37), fue quien comenzó a golpearlo con un arreador que tenía una argolla de hierro, produciéndole heridas cortantes en varias partes del rostro. Como si todo fuera poco, se sumaron a la trifulca sus dos hijos, quienes a punta de patadas lo echaron al suelo.

Detenidas

Figueredo fue llevado por su hermana Teodora hasta el hospital de Carapeguá, donde le lavaron las heridas.

Dos días después Nelly y su hija Susana fueron detenidas en la vía pública, por el hecho de violencia intrafamiliar.

El miércoles pasado, la jueza Gloria Garay solicitó que ambas mujeres fueran trasladadas hasta la penitenciaría regional de Misiones, donde actualmente guardan reclusión.

Los familiares del hombre grabaron el momento en que se produjo el terrible hecho. En el video se escuchan gritos diciendo: “Ndovaléi ñapu’ã ñande túvare” (los hijos no deben levantarse contra los padres)”, sin embargo, se observaba cómo el hombre continuaba siendo golpeado.

Dejá tu comentario