COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6830
G 6890
PESO AR
G 28
G 38
REAL
G 1260
G 1330
PESO UY
G 160
G 200
EURO
G 7600
G 8000
YEN
G 40
G 60
clima
14.3º C

Actualidad

Somnileras dopan y roban a abuelo luego de un almuerzo

Mujeres que eran "vendedoras" se llevaron su dinero y teléfono.

Un abuelo de 89 años denunció que dos de sus “amigas” que son vendedoras y a quienes él les compraba sus productos le “pastillearon” cuando las invitó a almorzar.

Las mujeres le robaron su celular, dinero en efectivo y documentos, según la denuncia que hizo el señor en la Comisaría 15 de su valle. El robo se produjo el domingo al mediodía en una casa del barrio San Francisco de la ciudad de Minga Porá, Alto Paraná, y fue denunciado en la tarde de ese día cuando el afectado se recuperó de los efectos de las pastillas.

Antolín Cáceres Aldana es un viudo de 89 años que tiene en su casa una despencita y cuyos hijos son profesionales, de allí que tenía unos buenos ahorritos.

El señor dijo a policías que las dos mujeres eran sus amigas de Caaguazú y que, según mencionó, en otras ocasiones ya se habían ido a venderle mercaderías. Agregó que las somnileras habían ido en ocasiones a su casa para hablar con él. Una de ellas es flaca, alta, morena, de pelo negro y tenía kepis; de la otra casi no recordaba nada, según su descripción.

Como era domingo y hacía calor, don Antolín estaba sentado en el frente de su casa, tomando tereré. En eso llegaron las vendedores para ofrecerle medias y otros productos. El dueño de casa les invitó a tomar tereré con él. Don Antolín ni imaginaba lo que las mujeres tenían pensado hacerle. Como ya era mediodía él les propuso que lo acompañen a almorzar. Ellas aceptaron y entraron a la vivienda.

A poco de sentarse con las mujeres para almorzar, el anfitrión se quedó dormido y despertó cerca de las 16:00. Cuando eso las mujeres ya no estaban y él se dio cuenta de que le robaron. El señor calcula que las visitantes le pusieron algún somnífero en la comida o el agua. Al final, creen que tuvo suerte de que la dosis no haya sido alta, pues pudo haber dañado su salud.

Ladronas llevaron el CPU de las cámaras

Lo que las somnileras se robaron de la casa son 10 millones de guaracas que el señor tenía guardado como ahorro, un celular de esos viejitos analógicos cuya marca el afectado no recordaba. La Policía no descarta que las mujeres hayan tenido el apoyo de alguna persona que entiende de sistemas de cámaras de seguridad.

Es que de la casa desapareció también el CPU de la memoria de las cámaras de vigilancia. Debido a esto no se tienen las imágenes de la dos ladronas.

Los agentes buscan imágenes de casas de la zona para ver si no ubican a las delincuentes.

Dejá tu comentario