Extra

Actualidad

Somnilera llevó hasta la garrafa del lomitero

Alquiló un flete y quiso pagar al carritero con lo robado, él se negó a aceptar y fue directo a denunciarla.

Nery Román Garay (38), aprovechaba la tranquila madrugada para hurgar entre basuras o bien, juntar alguna que otra latita para venderla después. Todo, era bienvenido para general alguna platita.

Cerca de la medianoche del viernes, entre las calles R. I. 18 Pitiantuta y Mariscal Estigarribia en Asunción, una mujer le paró en la calle y solicitó su auxilio para transportar algunas cosas hasta su casa, ubicada entre las calles Colombia y Mariscal Estigarribia, en Fernando de la Mora.

Ni corto ni perezoso, con ganas de llevarse a casa un dinerito extra, aceptó ser fletero.

La “contratista”, Sonia Céspedes Silva cargó en el biciclo adaptado una plancha de hacer hamburguesas, una garrafa, sillas, botellas vacías y latitas de cerveza; gaseosas, pajitas, caramelos, bolsitas, gaseosas y hasta mesas y servilletas de papel.

Sin embargo, al llegar al sitio, la mujer le hizo una inesperada confesión: había “toqueado” (robado) todos los productos del lomitero Amancio López, a quien durmió con un somnil para robarle.

La presunta somnilera ofreció a Nery que lleve alguna de las cosas que tenía a modo de pago. Él, asustado, se negó rotundamente a aceptar la paga.

Raudamente, se retiró del sitio y fue directo hasta la Comisaría 11 Metropolitana para denunciar.

Le puso una pastilla en su bebida

Tras la denuncia de Nery, este trasladó a los uniformados hasta la casa de Sonia, y recuperaron todo lo robado. Posteriormente, fueron hasta el local de Amancio, que se tuvo que desayunar la noticia de que su clienta de casi todos los días le había pelado.

Sonia le colocó una potente pastilla para dormir en su vaso de gaseosa, y el lomitero no se dio cuenta de nada.

Dejá tu comentario