Extra
Destacados

Actualidad

"¡Socorro, no puedo respirar!", las últimas palabras de joven que quiso agrandarse la cola

Las amigas de la joven víctima contaron que Gloria salió muy mareada y pidió ayuda a sus vecinos.

Con el deseo de lucir un mejor cuerpo, Gloria Angélica Calonga recurrió al tratamiento de inyección de Vitamina C en las nalgas.

En la mañana de ayer, la kinesióloga Danilda Victoria Ruiz Díaz fue hasta la casa de Gloria para practicarle el procedimiento.

Poco después de las 9:00, Gloria fue llevada de urgencias hasta el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero. Los médicos intentaron reanimarla, pero la joven perdió la vida. “¡Socorro, no puedo respirar!”, fueron sus últimas palabras, según sus amigas.

Danilda, quien supuestamente llevó a la víctima hasta el centro asistencial, quedó detenida por la policía bajo sospecha de cometer una negligencia.

“Gloria salió de su casa toda mareada pidiendo ayuda a los vecinos. La señora que vive frente a su casa le llevó al hospital y la kinesióloga llegó después, ella ni le auxilió”, indicó Silvia Giménez, amiga de la víctima.

La fiscala Liz Nadine Portillo señaló que la detenida aseguró que no llegó a aplicarle nada a Gloria porque su paciente no se sentía bien y hasta se desmayó antes de iniciar el tratamiento.

“Nuestras sospechas son que la joven falleció a causa de la inyección de alguna sustancia en ambos glúteos, supuestamente Vitamina C, pero se sabrá recién después de la autopsia”, expresó Portillo. La hoy finada entrenaba en un gimnasio, propiedad de la supuesta kinesióloga, quién además es fisiculturista en Asunción.

Gloria estudiaba Veterinaria y tenía un gran corazón con los animales de la calle. La comunidad de protección animal de Pedro Juan Caballero lamentó profundamente su partida.

Ya hubo varias víctimas

El cirujano plástico Bruno Balmelli manifestó que científicamente no está comprobado que la inyección de Vitamina C produce volumen en los glúteos ni en ninguna parte del cuerpo.

“Es un procedimiento totalmente irregular, odontólogos o estilistas tienen una jeringa en la mano poniendo en riesgo la vida de las personas. Usan el engaño” dijo el galeno.

El especialista indicó que muchas personas han llegado a su consultorio con infecciones a causa de este tratamiento. “Las consecuencias son catastróficas. Lastimosamente no hay nada legislado y no hay control”, refirió el profesional de la Salud.

¿Cuánto cuesta?

En redes sociales se ofrecen tres sesiones de Vitamina C en los glúteos por G. 1.000.000. Se realiza en centros estéticos hasta en peluquerías.

Dejá tu comentario