Actualidad

Sobrevive a caída de avión que se incendió

Tragedia dejó 7 muertos en Ñu Guazú. Chaqueño de 19 años viajó para estudiar en Asunción.

José Daniel Zaván Vaccari (19) es el único sobreviviente, tras la caída de un avión que se incendió, en el estacionamiento de la Fuerza Aérea Paraguaya, en Ñu Guazú (Luque). Fallecieron 7 personas, en la tragedia ocurrida ayer, pasadas las 14:30 horas.

El joven de Fuerte Olimpo (Alto Paraguay), aprovechó un asiento libre en la aeronave, que había llevado a personal para hacer un relevamiento sobre el estado de la pista de aterrizaje de dicha localidad chaqueña, según se informó.

Viajaba hasta Asunción para iniciar sus estudios en el segundo año de Ingeniería Agronómica en la UNA.

Se trata del hijo de Blanca Vaccari, quien es integrante de la Asociación de Productores de Miel de Abeja de la zona.

“Él siempre fue un líder en todo sentido, era corista de la iglesia, alegre, y sumamente noble”, dijo su exmaestro, Ángel Lezcano, en comunicación con el canal Noticias Paraguay (NPY).

Lo retrasó un perro

Refirió que su retorno a la capital debió realizarse la semana pasada, pero el vuelo se retrasó porque el avión no pudo despegar, ya que el piloto desvió, para esquivar a un perro que cruzó la pista.

Ahora, está internado en el Hospital de Trauma, en estado delicado, ya que sufrió fracturas y tiene cortes en el cuero cabelludo. "Él está estable, en terapia intermedia. Está teniendo una buena circulación" informó el director del nosocomio, doctor Agustín Saldívar, a Monumental 1080 AM.

Los fallecidos fueron el coronel Aníbal Antonio Pérez Trigo (piloto), el teniente primero William Martín Orué Román (copiloto) y los pasajeros mayor Alfredo Darío Céspedes Leyton, teniente primero Marcos Samuel Romero, teniente Manuel Guzmán Sotelo, suboficial mayor Pedro Nelson López Morales y el funcionario público Críspulo Almada, todos al servicio de la Fuerza Aérea.

Según datos, Almada era un antiguo remontero de la Base Aérea Nº 5 “Adrián Jara”, ubicada en el Chaco, y rara vez viajaba a la capital, para reportarse en el Cuartel General de Ñu Guazú.

El teniente 1º Orué tripulaba el avión que tuvo un percance, al aterrizar en la pista de la Itaipú Binacional, en Hernandarias, en octubre del año pasado, cuando llevaba a la ministra de Justicia Cecilia Pérez y comitiva.

Investigarán el caso

“La Fuerza Aérea pondrá todo su material humano, todos sus recursos para llegar a saber qué pasó, cuál fue el motivo de esto, en colaboración con las autoridades pertinentes”, anunció el general del aire Juan Pablo Paredes González, en rueda de prensa, en referencia a la tragedia ocurrida ayer a la tarde.

Informó que el vuelo parecía normal y que la torre de control no recibió ninguna comunicación sobre alguna emergencia

El avión siniestrado era un Cessna 402, con matrícula 0221, fabricado en el 1989, con dos motores y dos hélices nuevas, con el mantenimiento realizado como corresponde, explicó el comandante. Tenía capacidad para dos tripulantes y a seis pasajeros.

Dejá tu comentario