Extra

Actualidad

¡Sin perdón! Ataba y golpeaba a su madre

Tenía el rostro irreconocible y con signos de desnutrición.

Ella estaba acurrucadita en el suelo, atada de los tobillos a una parrilla de una cama, cuando escuchó la puerta abrirse. Los rayos del sol de ayer, llegaron hasta su rostro, aunque solo pudo percibir la luz porque no podía abrir los ojos de los moretones que tenía.

Con 74 años tuvo que soportar las peores humillaciones que un ser humano puede soportar, y su verdugo fue su propio hijo de 49 años.

Una comitiva fiscal y policial, allanó la casa de O.O.F, quien mantenía en cautiverio a su propia mamá, hacía al menos cinco días.

El suboficial Guillermo Medina de la Comisaría 3ª de Asunción, indicó que la mujer tenía señales de que estaba desnutrida y que la denuncia la hizo la hermana del hombre, el sábado pasado, aunque recién ayer se consiguió una orden de allanamiento.

El uniformado comentó que el denunciado en ningún momento puso resistencia al ser detenido. Sostuvo además que se le consultó acerca de los moretones que su madre tiene en el rostro, pero que justificó.

“Dijo que se cayó de las escaleras de su casa. A un compañero, a quien le tocó realizar el procedimiento, se le notó shockeado, le afectó lo que vio, ya que todos tenemos mamá”, dijo el suboficial. Explicó también que el sujeto no supo decir por qué la mantenía atada.

El hombre ya se encuentra a cargo del Ministerio Público y no cuenta con antecedentes penales. Su propia hermana reveló que su madre era víctima de violencia constante, pero que por temor no había le contado a nadie.

La víctima fue derivada hasta el Hospital de Trauma de la capital.

Diez denuncias por agresión

Hace una semana atrás, recordábamos el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, y en Paraguay, todos los días, existe un promedio de diez casos de violencia en contra de los más viejitos.

Los casos más frecuentes son del tipo físico y psicológico.Si conocés a algún abuelito que está siendo maltratado o abandonado, realizá la denuncia en cualquier comisaría o en la Dirección de Adultos Mayores (021) 228 918.

Dejá tu comentario