Actualidad

Sexo en el auto: salió más caro que un motel

"Tarumá del amor" se llama en Areguá el lugar "romántico" donde pillaron a la parejita y donde muy seguido hay citas.

Ya está el castigo para la parejita que fue pillada en plena acción en un auto y fue apresada en la madrugada del lunes, según contó ayer a EXTRA, el fiscal de la causa.

Para los vecinos de la calle Gral. Díaz y Gaspar R. de Francia del barrio San Miguel de Areguá, al lugar le conocen como el “Tarumá del amor”, porque casi todas las noches las parejas llegan en autos, estacionan y lístoma.

Nota relacionada: Parejita detenida por hacer ku'otro en el auto

El fiscal Augusto Ledezma, de la Unidad 9 de Luque, contó que tanto el hombre de 31 años y su pareja de 21, aceptaron que estaban haciendo el “ku'otro”, en el auto.

“Le dimos el criterio de oportunidad, porque estaban dentro del auto, no es que salieron a la calle a estar en forma inmoral, frente a niños o cierta cantidad de gente. Solo que una señora les vio y denunció”, explicó.

Donación

El fiscal Ledesma, comentó que la pareja deberá donar a su misma Fiscalía, una puerta de madera, un mueble que puede ser una mesa.

También deberán llevar resmas de papel, presilladoras con sus cargas, bolígrafos, tinta para impresoras (tóner). El fiscal no especificó la cantidad de útiles de oficina. Pero la pareja gastaría más de un millón por tener sexo en el auto. Les salió más caro que un motel, aunque muchos opinaron en las redes que el auto tiene algo especial porque el “amor huele a peligro”.

No es tan común que se donen cosas para la Fiscalía, pero el Ministerio Público está sin nada, ni papel tienen para las denuncias. Convocan a huelga para el 27 de octubre y duraría un mes.

20211021-011testimonio,ph01_17636_30009910.jpg
"Para los que vivimos por acá es normal que a la noche se queden autos cerca del puentecito donde está la planta de tarumá. Las parejas se estacionan con los vidrios polarizados arriba. Nosotros pasamos al lado y no le hacemos caso", dijo don Ovidio Presentado, vecino de la "villa cariño".

"Para los que vivimos por acá es normal que a la noche se queden autos cerca del puentecito donde está la planta de tarumá. Las parejas se estacionan con los vidrios polarizados arriba. Nosotros pasamos al lado y no le hacemos caso", dijo don Ovidio Presentado, vecino de la "villa cariño".

Dejá tu comentario