Actualidad

Serpiente le arruinó el finde a una familia

Papá se plagueó en colores y dire del local se defendió.

Una salida familiar por poco termina en tragedia durante la mañana de ayer, cuando durante un paseo por San Bernardino, una serpiente casi lo arruina todo.

MS se encontraba en compañía de sus tíos y decidieron visitar el local de “Aventura Extrema” que alberga varias especies de serpientes que son uno de los atractivos en el lugar.

Fabián Segovia Zavala, padre del chico, se plagueó en colores a través de sus redes sociales y contó lo que le tocó vivir.

“Yo me encontraba en Asunción y mi hijo MS en San Bernardino. Con la ilusión que esta gente VENDE (si! Venden!! porque te cobran 30.000 gs para acceder al local) M, ingresó para tomarse fotos con las exóticas víboras que ellos tienen”, dijo.

Contó que una de ellas le mordió en el brazo izquierdo y que los responsables solo le limpiaron.

Mencionó que la tía del chico lo llevó a la farmacia y luego al centro de salud local. El papá se fue volando a Sanber y trasladó a su hijo hasta el Instituto de Medicina Tropical de Asunción, donde se le realizó un control general.

El don criticó la tenencia de animales exóticos y a la gente que no los cuida o no los tiene en condiciones. Refirió que en el local no le dieron un comprobante o ticket y cuestionó si los responsables trabajan o no de manera legal.

La otra parte

Raúl Santivialgo, director de Aventura Extrema, se defendió y mencionó a EXTRA que el chico fue mordido por una serpiente y no por una víbora como dijo el papá. También alegó que el adolescente fue asistido y actuaron de acuerdo al protocolo. Mencionó que ellos trabajan de manera legal, tienen todos los papeles al día y que en realidad el incidente pasó en el serpentario denominado “Proyecto Boa” que está en el segundo piso.

Víbora no es

Raúl Santivialgo, dire de Aventura Extrema, mencionó que el reptil que mordió al chico no es una víbora, porque ellas son venenosas y las serpientes no lo son. “No hay que alarmarse”, dijo.

Dejá tu comentario