Extra

Actualidad

Semilla de mandarina casi asfixió a un bebé

Con dos añitos, logró superar un paro respiratorio.

Una tos intensa y con los ojos llorosos, un niño de dos añitos intentaba respirar, pero algo le impedía. Desesperados porque los labios del bebé se ponían morados, sus padres lo llevaron hasta el Hospital de Concepción para que lo auxilien.

“Casi sin vida llegó”, contó el doctor Carlos Morínigo del Ineram de Asunción, quien atendió al pequeño y logró salvarle la vida luego de detectar qué era lo que estaba obstruyendo la respiración. Luego de varias radiografías, se constató que se trataba de una ¡semilla de mandarina!

“Al niño le dio un paro respiratorio. Fue entubado y derivado al Ineram. Procedí a extraer corroborando que era una semilla. Fíjense la situación: paro respiratorio, neumonía postobstrucción. Para entender, fue una situación gravísima”, explicó a EXTRA Morínigo, exministro de Salud.

El médico también publicó en sus redes sociales sobre la importancia de tener cuidado a la hora de alimentar a los más chicos. “No es recomendable darle frutas con semillas a menores de cinco años. Estos casos, lastimosamente, son muy frecuentes en la edad oral, (cuando los bebés meten todo en la boca). Este niño no murió por asfixia de milagro. A cuidar estos detalles”, instó.

Dejá tu comentario