Actualidad

Se vienen los embargos y remates judiciales

Una lluvia de demandas por falta de pago de deudas llegó al Poder Judicial.

Los acreedores ya empiezan a mover sus piezas para cobrar como sea las deudas. El Poder Judicial recibió una lluvia de demandas por embargo de bienes.

El abogado Edward Arca, presidente del Centro de Atención al Deudor (Cenade), dijo que el peor panorama es el de los comerciantes, que en agosto podrían perderlo todo.

“Hubo como una pausa, porque el Poder Judicial estaba de cuarentena, pero desde el 19 de mayo llegaron las demandas de embargos. Están apurando, para que vayan a remates los bienes”, manifestó Arca.

El especialista explicó que esto se debe a que la cadena de consumo se rompió. “Los comerciantes no pueden vender sus productos y, por lo tanto, no pueden pagar a sus acreedores. Pero ellos quieren su plata y ahora ya empiezan a llegar las notificaciones hasta por embargo de las mercaderías”, señaló.

El director de Cenade manifestó que las demandas por juicio ejecutivo se irán acrecentando y que en agosto llegarían los remates judiciales.

Pero esto no afecta solo a los comerciantes, también a cualquier trabajador endeudado.

Si la cuenta del trabajador no es muy grande, sufrirá el embargo de su sueldo. Pero si la deuda asciende a varios millones, podrían quitarle sus ahorros o, de lo contrario, todos los bienes que estén a su nombre: autos, motos, electrodomésticos, terrenos, casas.

Además, el embargo no es solo por el valor de la deuda, ya que suman los intereses moratorios hasta los gastos del juicio.

EL SALVATORE

El abogado indicó que la mayoría de los comerciantes, ante la desesperación, cierran sus negocios, pero ni con eso se libran de las cuentas.

“Los comerciantes de la frontera, por ejemplo, están en una situación crítica y se están declarando insolventes, para evitar caer en la quiebra”, señaló Arca.

Mediante un procedimiento judicial denominado “Convocatoria de Acreedores”, los deudores pueden reducir su deuda hasta el 70% y no pierden la administración de su negocio. Además, mediante esta ley, se frenan todos los intereses y los embargos. Los deudores civiles también pueden acceder a ese derecho.

Si necesita de un asesoramiento profesional, puede comunicarse al Cenade, llamando al (021) 233-943 o al (0982) 423-876.

Dejá tu comentario