Actualidad

Se "unen" demasiado pronto esperando salir de la pobreza

Informe desnuda criminal realidad de niñas madres. Muchas son víctimas de abuso y todo tipo de violencia con el tiempo.

Era la menor de trece hijos. Una de sus hermanas regresó a casa con sus cinco retoños. Entonces la adolescente se unió a un hombre que la pretendía esperando salir de la pobreza.

“Aceptó la situación, por decirlo de algún modo, porque en su casa eran muchos. Habló con este adulto que se le acercó, para unirse a él para salir de ese círculo de pobreza”, relató a EXTRA Rocío Galiano.

Esta es una de las numerosas historias que recogieron en una investigación realizada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

La representante de la UNFPA refirió que la pobreza es el factor común en la mayoría de los casos de unión temprana de niñas y adolescentes.

“Sin haber tenido una decisión consciente, sin un consentimiento libre y pleno están digamos muy consignadas, ya desde el inicio, a encontrar aquí una “solución” a sus problemas, a su calidad de vida”, apuntó.

16.589 niñas de 13 a 17 años reportaron estar en unión. El 82% de las personas casadas o en situación de unión de hecho son niñas y adolescentes. El 57,5% está en zonas rurales.

Esto tiene efectos inmediatos en la vida de las adolescentes, principalmente el cambio de rol de niña a mujer, pues en muchos casos, el detonante de esto es el embarazo.

Las niñas madres se ven obligadas a dejar sus derechos de educación y esparcimiento infantil para asumir el trabajo de ama de casa, cuidar del o los hijos y el concubino.

La familia del varón pasa a tener un rol importante en la vida de la niña “que prematuramente se le otorga la calificación de señora”, señaló Rocío.

“No puede salir con sus amigas, no puede ir a la escuela, ella tiene que asumir las tareas domésticas y de cuidado”, añadió al respecto.

Esto de alguna manera, tranca las expectativas y proyectos de vida que pudo haber tenido la pequeña. “Pero asumen muy naturalmente porque es la realidad que vieron en sus propias familias. En muchas familias se da una repetición generacional de estas uniones tempranas. Entonces ven como una salida, una solución a la situación que están viviendo”, acotó.

Ellas tienen aún esperanzas

Galiano mencionó que es esperanzadora la ilusión que pese a todo tienen las niñas. “Siguen teniendo expectativas de continuar con sus estudios de poder tener una mayor autonomía, de mejorar sus condiciones de vida y su futuro”, señaló.

Generalmente son del entorno

Galiano mencionó que los hombres a los que se unen en concubinato generalmente son de su entorno. “Son personas conocidas, de su comunidad, cercanas a la familia. No miembros de la familia, pero sí del entorno familiar”, dijo.

Dejá tu comentario