Actualidad

"Se sorprenden al ver que arreglo los cables"

Cuando hay cortes, ahí está la técnica de la Ande. Dijo que no solo los hombres pueden hacer este laburo.

Gabriela Ortega (27) es la única mujer en todo el departamento Central que se dedica a trabajar por los cables de la ANDE, una profesión que anteriormente era exclusiva de hombres. Sin embargo, la joven demostró que una mujer también puede hacerlo y de buena manera.

“Cuando voy a trabajar, muchos se quedan sorprendidos al verme manipular los cables, los alimentadores o el transformador y me dicen que es la primera vez que ven a una mujer hacer este tipo de trabajos y me felicitan por mi valentía”, contó la técnica a EXTRA.

Hace cinco años que trabaja en entidad estatal y hace tres está en la sección de Reclamos, específicamente para la zona de Fernando de la Mora. “Hago todo lo que se puede. Acá no hay diferencia si sos mujer o varón, el trabajo es el mismo para ambos. Mis compañeros me ayudan sin ningún tipo de prejuicios y todo lo que voy aprendiendo es gracias a ellos”, declaró.

“Les digo a la chicas que no tengan miedo de estudiar o trabajar en profesiones que dicen que solo es de hombres”

La joven es oriunda de Itá y mencionó que su mamá es la que más se preocupa por ella. Afirma que todos los días ella le recalca que, cuando esté trabajando, no se apure, que no sea “púa tarara” (acelerada) para que no le pase nada malo. “Yo sé que es peligroso el trabajo, pero tenemos todos los elementos de seguridad y hasta el momento no me ha pasado nada, gracias a Dios”, comentó la chica, que tiene un hijo de 4 añitos.

Embed

Gente que le reta

La funcionaria admitió que no se escapa del jeja’o de la gente, especialmente cuando hay cortes de energía. “Cuando ya son varias horas que el barrio no tiene energía y llego para arreglar, algunos me retan, pero trato de que no me afecte, porque sé que mi trabajo requiere el 100% de atención y de mucha tranquilidad, pues la mayoría de las veces trabajo con energía viva”, detalló.

Según mencionó, a los 14 años le nació el amor por esta profesión, por lo que siguió el bachillerato técnico en electricidad y ahora está a punto de recibirse de ingeniera en Electricidad. “Estoy por terminar mi tesina”, dijo orgullosa.

Dejá tu comentario