Extra

Actualidad

Se entregó porque tenía más miedo afuera que adentro

Se filtró video de la mamá pillando al hoy finado con otra.

“Nada vale más que los hijos, son los únicos que quedan marcados en nuestras vidas para siempre”, escribió al pie de una foto en Facebook Dominga Dávalos Núñez el martes 5 de marzo, un día antes del trágico miércoles que marcó la vida de toda su familia.

Una semana después, su hijo Rodrigo Florentín completaba su primer día en la Penitenciaría Regional de CDE, luego de asesinar a su padrastro, según ella misma dijo a las autoridades, para defenderla.

“Él está tranquilo, se lo veía muy sincero. Me dijo que recibió muchos mensajes amenazándolo. Hay que tener en cuenta que las víctimas son de familia conocida y numerosa”, expresó a EXTRA Alberto Orella, director de la cárcel esteña.

Añadió que Rodrigo está mucho más tranquilo y que ese fue el principal motivo por el cual se entregó: recibió amenazas por doquier.

Mencionó que el joven de 20 años pasará a formar parte de la población del Pabellón Cristiano y los días de recreo recorrerá el penal acompañado de un capataz, pues aún sigue temeroso.

“Me dijo que no durmió mucho. Está muy preocupado, adentro también se mandan hacer cosas desde afuera”, dijo Orella. “Su papá me pidió que cuide mucho a su hijo”, añadió el director.

Lo descubrió con otra

La gota que había colmado el vaso para Dominga y que la motivó a poner fin a la relación con Osvaldo se habría dado días antes del crimen, cuando ella lo descubrió en la piscina de la casa de ambos, con otra mujer.

“Mírenle un poco a mi esposo con una amante... qué vergüenza. Ya te filmé ya”, se la escucha decir en un video que ella misma grabó.

En ese entonces, una discusión desembocó en un violento episodio en que ella acabó con la piel marcada con hematomas. Sin embargo, la mujer no llegó a denunciarlo.

Ayer, su hijo menor, Owen González prestó declaración ante el juez Silvio Rojas por dos largas horas y contó la tormentosa relación de su madre con su padre.

Dejá tu comentario