Extra

Actualidad

Se casaron pero no saben quienes son sus maridos

Ya son dos las mujeres que denuncian haber sido engañadas por un funcionario que supuestamente usó sus documentos para legalizar a ciudadanos chinos.

Dos mujeres denunciaron el martes en Ciudad del Este a un oficial del Registro Civil por haberles inducido a casarse, bajo engaño, con ciudadanos chinos que querían tener la nacionalidad paraguaya.

Ana Claudia Dos Santos y Lourdes Raquel Dávalos dijeron que el funcionario Édgar Luis Fernández usó sus cédulas y firmas para concretar el casamiento en marzo de este año y que por ese trámite iba a cobrar muy caro a los orientales.

Dávalos mencionó a EXTRA que el oficial prometió darles “un regalito” si se prestaban para eso y que en máximo tres meses él iba a arreglar solo el tema del divorcio.

Pero grande fue su sorpresa cuando ella quiso sacar un préstamo, hace unos días, y la chica que le atendió le dijo que necesitaba la firma de su esposo. “Hasta ahora tengo conmigo el formulario, no puedo sacar”, se quejó.

Aprovechó que su amiga Claudia necesitaba renovar su cédula y se fue con ella a Identificaciones. Ahí comprobaron que efectivamente figuraba su nuevo estado civil.

La mujer contó que se dedica a vender hamburguesas en la calle y que no anda teniendo buenos ingresos, está atrasada hasta con el alquiler, por eso necesitaba conseguir dinero y aceptó lo del casorio.

El oficial del Registro Civil al final no les habría pagado. "Eso es lo más triste", lamentó. “Yo no sabía que él iba a cobrar mucho, nos mintió. Dicen que 5.000 dólares es lo que cobró”, sentenció.

La identidad de los asiáticos no trascendió. Lourdes dijo que anotó en algún lugar el nombre de la persona con quien se casó, pero por la dificultad del idioma no lo recordó. “Yo ni le conozco, lo único que sé es que mi ‘marido’ tiene 18 años y que vive hacia Asunción”, aseguró.

Boda “fue legal”

Aldo Aguirre, director de Anticorrupción del Registro Civil, señaló que abrieron una investigación interna pero, al menos por ahora, no se abrió sumario contra Édgar Fernández, que negó todo.

“Lo que nosotros vemos es el procedimiento del matrimonio. Oficialmente no sabemos de ese pacto de dinero, si fue cierto o no”, agregó Aguirre.

Explicó que el funcionario presentó el libro de matrimonio, las fotocopias de cédula de los contrayentes, de los testigos y la traducción de los pasaportes de los ciudadanos chinos: “Verificamos que el oficial no tiene responsabilidad, al menos documentalmente”.

Desde Anticorrupción pidieron un informe a la Dirección General de Migraciones para saber si los orientales estaban en el país al momento de realizarse la boda, y les respondieron que sí.

“En las testimoniales los denunciantes dijeron que ellos firmaron pero alegan que no saben qué firmaron, pero no se puede alegar desconocimiento de la ley”, mencionó Aguirre.

Así que, para el Registro Civil, los papeles están todos en regla y ya la Fiscalía tendrá que investigar lo otro. Si las mujeres se quieren divorciar, deberán hacerlo a través de la vía judicial.

Confundieron al fiscal: Denunciaron contenido falso

El fiscal Alcides Giménez explicó que la denuncia que recibió fue por producción de documento público de contenido falso, pero que una de las afectadas le dijo: “nos casamos bajo engaño”, así que tienen que analizar qué es realmente lo que pasó.

Ahora pidieron un informe al Registro Civil para saber si hubo tal falseamiento de datos. “Recién después, si amerita, vamos a citar a declarar al oficial”, mencionó. Si se casaron a sabiendas, no hay delito, dijo.

Dejá tu comentario