Actualidad

Salvan los genitales y la mano a chico de 13 años

En Ciudad del Este hicieron la compleja cirugía de reconstrucción a un adolescente que se disparó por accidente.

Más de 10 profesionales trabajaron durante cuatro horas para reconstruir el pene y la mano de un adolescente de 13 años, que se disparó accidentalmente con una escopeta, en Ciudad del Este.

La compleja cirugía fue el sábado en el Hospital de Trauma de dicha ciudad y resultó un éxito.

El doctor Rodolfo Arias, cirujano y urólogo infantil, dijo a EXTRA que reconstruyeron el miembro “tejido por tejido, tratando de preservar todos los nervios, como un rompecabezas”.

Por suerte se pudo mantener la forma natural del órgano y la función de la uretra, o sea que el paciente no tiene problemas para orinar.

Ahora tienen que controlar las otras funciones. No se sabe todavía cuántos meses de tratamiento va a necesitar, pero deberá incluir también lo psicológico.

La explosión fue tan fuerte que el pene quedó semiamputado. Si se llegaba a desprender por completo no iba a haber caso de salvarlo.

Pero esas no fueron las únicas lesiones. Tuvo cuatro perforaciones intestinales y daños importantes en los tendones y huesos de la mano izquierda.

Primero le operaron la parte del estómago, luego la parte íntima, de donde le sacaron la bala. El cirujano de manos hacía a la par su trabajo.

Por más que el chico perdió mucha sangre, el informe de ayer decía que estaba estable. Quedó internado en una sala común, no hizo falta que entre a terapia intensiva.

Un caso rarísimo

Arias contó que ya tuvo casos de amputaciones, pero muy pocos. Fue la primera vez que le tocó atender una lesión ahí con arma de fuego. “Nunca hay que dejar que los niños usen”, advirtió.

Dejá tu comentario