Extra

Actualidad

Salud prohíbe que se fume hasta en patios de hospitales

Los funcionarios serán sancionados, los visitantes serán echados.

Los fumadores ya no podrán usar la excusa: “estoy en el patio” para encender sus cigarrillos, en ninguna dependencia del Ministerio de Salud.

La cartera de Estado prohibió fumar cigarrillos tradicionales o electrónicos en hospitales, centros de salud e incluso en edificios administrativos de su dependencia.

La prohibición no se refiere solo a los sitios cerrados, también al patio, estacionamiento y todos los rincones.

Los funcionarios que sean pillados fumando en su lugar de trabajo serán sancionados. También aquellos que encubran a sus compañeros u otros fumadores.

Los visitantes o pacientes ambulantes que fumen en el establecimiento, primeramente serán advertidos, pero si no obedecen, serán echados del sitio con policías.

El Ministerio de Salud informó que se encuentran trabajando con los directores y encargados de servicios, para motivar y concienciar a sus empleados a dejar el vicio del tabaco y también hacer cumplir la nueva reglamentación.

La iniciación en el cigarrillo se da hasta en niños con 10 años, según el Ministerio. También cada vez hay más mujeres fumadoras.

Reacciones

Mirna Gallardo, presidenta de la Asociación paraguaya de Enfermería, indicó que tienen una “pelea constante” con los familiares e incluso pacientes fumadores.

“Los hospitales deben estar 100% libre de tabaco, pero es difícil que la gente respete. Nosotros como funcionarios estamos de acuerdo con la reglamentación”, dijo la licenciada.

La enfermera admitió que muchos funcionarios de blanco son fumadores pero aseguró que no lo hacen en su horario laboral y mucho menos en los centros asistenciales.

Las distintas dependencias tienen reglamentos internos que prohíben la práctica, según Gallardo.

Quienes no están muy contentos son los funcionarios administrativos.

“Con unos compañeros compartimos la idea de que es un poco extremo que nos sancionen. Nosotros no estamos en hospitales, estamos en oficinas y en nuestro tiempo libre fumamos un rato. Hasta los jefes lo hacen”, dijo una funcionaria.

Dejá tu comentario