Extra
Destacados
clima
29º C
G 6280
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Sacerdote demandó a 146 feligreses

Una verdadera pesadilla vive Ramón Rafael Valdez, sacerdote de la parroquia Santa Ana, del Bañado Sur, desde que se dio cuenta de que un plan macabro se orquestaba en su contra. El padre era la cabeza de la institución y se encargaba de dar asistencia a las personas que la necesitaban.

Pero un día, según cuenta, se aprovecharon de una buena acción. “Acompañé a una niña que fue abusada supuestamente por tres personas que trabajaban conmigo. Como religiosos estamos obligados a llevarle a la Fiscalía y sospecho que de ahí proviene el enojo”, explicó a EXTRA.

Valdez empezó a recibir panfletos intimidatorios y luego se enteró de lo que, según él, se había planeado: unas 146 personas denunciaron ante el arzobispado 7 irregularidades que presuntamente cometía el religioso: por robo, estar en concubinato, abuso sexual y por publicar en su homilía informaciones confidenciales, entre otros. “Todo es un plan en mi contra, no hice nada, sospecho que lo están haciendo por venganza”, agregó.

Eran para víveres

Para conseguir ese documento que fue presentado sin ninguna prueba a sus superiores, el sacerdote cree que engañaron a los feligreses.

“Tuve reunión con varios de los firmantes, me dijeron que no firmaron esa hoja con esa finalidad. ‘Firmamos eso cuando ustedes repartían víveres, padre’, me aseguraron”, manifestó al momento de recalcar que tiene todas las pruebas para demostrar su inocencia.

“Decidí demandar al abogado Jesús María Piaggio y a todos los denunciantes, por calumnia y no retrocederé”, finalizó. En contacto con Noticias Paraguay, Jimmy Alberto Páez Giret, investigador y abogado del religioso, mostró la nota donde están las firmas de los supuestos denunciantes, entre ellos ocho muertos.