Extra

Actualidad

Sacaron a hermanas de su casa y una falleció en vuelco

La menor sobreviviente contó que quisieron abusar de ellas pero se resistieron.

La vida de una familia de Santaní cambió para siempre en la fría mañana del domingo, cuando sus hijas de 14 y 17 años se accidentaron y la mayor falleció, en Itacurubí del Rosario, San Pedro.

La sensación más amarga que tiene ahora su papá, con quien vivían las dos, es que otros le arrebataron a su tesoro.

El abogado de la familia, Gabriel Quintana, relató que el padre viajó el sábado a Asunción para hacer unas gestiones y las niñas se quedaron a cargo de su abuelo.

Entrada la noche, las hermanas se prepararon para dormir y el abuelo se fue tranquilo a descansar.

Lo que nadie sabía era que un hombre las invitó a salir, y bajo engaños, las convenció, según el profesional del Derecho.

El principal sospechoso es Javier Candia Caballero, que no era amigo de la familia, pero sí conocido.

Este les habría dicho a las adolescentes que iban a irse un rato a una fiesta por ahí cerca, en Costa Tapiracuai, y que solamente les iba a llevar él en su auto.

“Al final, al abordar el vehículo ya estaban preparados dos hombres. El otro era Javier Valdez Vera, un militar, según el abogado. De la fiesta les llevaron a Santaní, distante a unos 30 kilómetros.

Querían abusar

La sobreviviente de 14 años apenas pudo hablar, pero contó que la intención de los adultos era mantener relaciones y ellas se resistieron.

“Les dieron de tomar bebidas alcohólicas y después una ya le suplicó al señor que les lleve otra vez a su casa, porque ya iba a amanecer”, siguió contando el representante de la familia.

El chofer las habría llevado frente a su casa pero no les bajó, sino que aceleró y se fue con dirección a Itacurubí del Rosario. Supuestamente les dijo que iban a irse a un hotel de Puerto Rosario.

Las niñas seguían suplicando regresar a su casa. Así que el chofer Javier Candia retomó en la rotonda de Itacurubí como para volver a Santaní, enojado y a toda velocidad.

Bastaron unos segundos para que pierda el control del Toyota modelo Allion en una curva pronunciada. Volcaron y la jovencita de 17 años falleció al instante.

Los bomberos fueron a auxiliar a los accidentados y los tres heridos fueron al hospital distrital de Santaní. Ayer fue el entierro de la joven de 17 años.

Según Quintana, los dos hombres fueron trasladados después, por lo que todavía no se sabe su paradero.

Pero la denuncia ya fue hecha por el padre a la comisaría, y el fiscal asignado es Florencio Pereira. La familia adelantó que no aceptará ningún acuerdo económico.

Dejá tu comentario