Actualidad

Robó en micro, corrió, murió arrollado y no se sabe quién es

Hurtó un celu a pasajera, fue su último golpe. El celular desapareció y su hallazgo posterior fue de lo más insólito.

Óscar Gustavo López Toledo apenas atinó a ver una fugaz silueta antes de darse cuenta de que había arrollado a un hombre.

Eran exactamente las 05:50 de la mañana de ayer, cuando a bordo de su Toyota Premio llevaba a su mujer a su trabajo, en el preciso instante en que se le cruzó en el camino aquel desconocido.

Aterrado descendió de su vehículo y vio a un hombre de unos 50 años tirado en el asfalto. La abolladura de su coche era lo de menos, al ver que el hombre no tenía signos de vida. Lo que no sabía era que esa persona era un ladrón.

Inmediatamente detrás del hombre apareció en escena Liz Martina López. En completo estado de shock, ella no podía creer lo que había pasado.

Ambos aún shockeados llamaron a la policía. Agentes de la Comisaría 22 Metropolitana llegaron enseguida. Liz explicó a los uniformados que segundos antes del choque ella se encontraba a bordo de un colectivo de la Línea 44 y que el fallecido le había sustraído de su cartera el celular.

Entonces, ella decidió salir corriendo tras él y entre gritos intentó pedir ayuda. El ladrón, al darse cuenta que era perseguido, echó una mirada hacia atrás y sin precaución intentó cruzar la avenida Semidei en su intersección con la calle Yaguarón, en el barrio Loma Pytã de Asunción.

¿Y dónde está el celu?

Luego de acordonar el perímetro y ordenar el tráfico, empezaron inspeccionar al muerto. Este no traía documento alguno de identidad y llamativamente, tampoco tenía en su poder el celular de la víctima.

El misterio sobre el celular robado continuó en la comisaría, donde los agentes decidieron llamar al número de la chica para intentar ubicarlo. Sorpresivamente, el celular sonó.

Más grande fue el asombro de los agentes, cuando se percataron que el aparato sonaba en el interior del vehículo involucrado. “Al inspeccionar esa parte dañada, entre el motor y la conexión eléctrica, encontramos el celular”, comentó el comisario Óscar García.

Aparentemente, el celular voló hacia el vehículo en el momento del choque.

Sigue siendo NN no logran identificarlo

El cuerpo de la víctima fatal fue trasladado hasta la Morgue Judicial de Asunción a la espera de su identificación y familiares. Un corte en el sistema informático de la policía interrumpió el procedimiento, por lo que no pudieron reconocerlo.

Ante esto, la los agentes de Criminalística tomaron muestras de sus huellas dactilares para la identificación en su oficina.

¿Un ladrón de profesión?

El jefe policial comentó que generalmente los hombres que dedican su tiempo a actuar como descuidistas, no llevan consigo documentos de identidad debido a que cuentan con órdenes de captura o antecedentes y que este podría ser el caso del fallecido en su jurisdicción.

Dejá tu comentario