Extra

Actualidad

Restos encontrados en el contenedor son de Romina

Policía española comprobó que se trata del cuerpo de la paraguaya.

Tras 24 días de incertidumbre y sufrimiento para la familia de Romina Celeste Núñez, la policía española confirmó ayer que los restos orgánicos, encontrados en un contenedor de basuras corresponden a la compatriota.

Un vecino encontró una bolsa con desechos flotando en una playa del este de Lanzarote, España, y la arrojó a un contenedor, el pasado 5 de enero. El ciudadano español no tenía idea de que en la bolsa se encontraba el cuerpo de Romina, desaparecida desde el 1 de enero.

Luego de diez días, cuando los noticieros informaron sobre la desaparición y sospechas de asesinato de Romina, el hombre llamó a la policía y les contó de su hallazgo. Los forenses realizaron pruebas a los restos orgánicos, los compararon con el ADN de la víctima y así pudieron comprobar que el cuerpo de Romina fue descuartizado y terminó pudriéndose en la basura, luego de pasar varios días en el mar.

Monstruoso El español Raúl Díaz Cachón, esposo de la compatriota, confesó a su primo haber arrojado los restos de su pareja al mar, después de descuartizarla e intentar quemarla en el jardín de su casa. Las autoridades locales accedieron a esa conversación, cuando entonces Raúl aseguraba a los uniformados que no sabía nada de su esposa. El 13 de enero, el español fue detenido y en su defensa señaló que no mató a su mujer, pero la encontró sin vida, se asustó y arrojó su cuerpo al mar.

Tiene un hijo Romina tiene un hijito de 4 años, que se encuentra bajo el cuidado de sus padres, que residen en Ñemby. La mamá de la víctima, Mirian Núñez, manifestó a EXTRA que el pequeño no sabe aún de la muerte de su madre. La familia realizó ayer en su casa una misa en honor a Romina. “Le dijimos (al niño) que haríamos una fiesta sorpresa para su mamá”, dijo la doña.

Manifestación frente a la cárcel

Feministas de España se unieron en la plataforma “Todas somos Romina” para pedir justicia por la compatriota asesinada en Lanzarote. Mostrando pancartas con fotos de Romina Núñez y la bandera paraguaya, se manifestaron ayer frente a la cárcel donde está preso Raúl Díaz, el marido acusado por maltrato y homicidio.

Las mujeres pidieron que Díaz confiese el crimen y que pague por la muerte de su esposa.

Embed

Dejá tu comentario