Actualidad

Refugios y cuarteles para los compatriotas

Academil abrió sus puertas para 73 paraguayos.

Cuando el Gobierno decidió la restricción de la entrada y salida del país, ellos ya estaban en camino y no pudieron dar marcha atrás.

Durante la madrugada de ayer, estos doce compatriotas se quedaron varados en el Puente de la Amistad, en Ciudad del Este.

Se dispuso entonces que los mismos hagan la cuarentena en el tinglado de la Aduana, aislados. Pero como la respuesta no fue tan rápida, por algunas horas tuvieron que dormir a la intemperie.

“Quedaron prácticamente sobre el puente”, lamentó Édgar Ruiz, ministro de la Secretaría de Repatriados.

413 paraguayos en el mundo: Piden volver a nuestro país. Muchos de ellos están varados en aeropuertos o hoteles. Más de 300 perdieron sus trabajos. Estados Unidos (54) y Brasil (250) son los países de donde más solicitudes de ayuda recibe el Gobierno.

Los 10 hombres y las 2 mujeres de este grupo están a cargo de los militares del paso fronterizo.

El capitán Walter Díaz contó a EXTRA que están en un área restringida por protocolo. Acordonaron y acondicionaron el lugar para que allí pudieran descansar.

“Trajimos colchones. Hay comida proveída por la Itaipú, la Región Sanitaria hace sus controles. Indicó que la recomendación es que no salgan del área destinada, por lo que otras actividades están limitadas”, dijo.

Repatriados

El primer grupo de repatriados que llegó el lunes, cumplía cuarentena en el Hotel Dazzler de Asunción.

Ayer, todos abordaron los micros militares para ser trasladados a la Academia Militar, Mariscal Francisco Solano López, en Capiatá para cumplir con la disposición sanitaria.

De las 73 personas, 10 son menores. Este grupo de paraguayos estaba viviendo en São Paulo, Brasil pero tras la crisis decidieron volver al país.

Las fronteras estarán cerradas hasta el domingo, por lo que los compatriotas que retornen después, deberán cumplir a rajatabla la disposición de aislamiento. Estos serán separados en dos grupos. Los primeros, aquellos que no tengan síntomas irán a destacamentos militares.

Los demás, que estén con fiebre o tos, guardarán reposo en el INERAM, en Asunción.

“Literalmente no tenemos país ahora”

Rodrigo Calonga es otro de los que quedaron por el camino. Por disposición del Gobierno, está en un hotel en Foz. “Literalmente no tenemos país ahora, no tenemos a donde irnos. Cada quien tiene su caso particular, yo vivo en Río de Janeiro y el Consulado me aconsejó que volviera a Paraguay lo antes posible”, relató.

Calonga y otros 139 paraguayos están albergados en hoteles en la ciudad fronteriza con Ciudad del Este. Estarán aislados hasta el domingo.

Dejá tu comentario