Actualidad

Recuperan a niño robado: "Le pedimos tanto a Dios y volvió nuestro bebé"

Iba a ser vendido a extranjeros por G. 700 millones.

Doña María Zarza y don Juan Carlos Casco se encontraban en misa, como cada domingo, pidiéndole a Dios para encontrar a su bebé robado. De pronto, en medio de sus oraciones, recibieron una llamada de la policía, avisándoles que su hijo fue hallado sano y salvo.

El bebé de apenas 40 días había sido despojado de los brazos de su mamá por cuatro desconocidos, hace 58 días, de su propia casa en el distrito de Juan Manuel Frutos (Caaguazú).

Ayer, tras casi dos meses de búsqueda, la policía lo encontró en el barrio Costa San Antonio, de Coronel Oviedo, en poder de Blanca Aguilar (38), quien estaba a punto de venderlo a unos extranjeros y quedó presa.

“Ahora su mamá ya lo va a tener entre sus brazos nuevamente y lo vamos a mimar mucho. Durante estos casi dos meses le pedimos tanto a Dios y volvió nuestro bebé sano y salvo a nosotros, y ya está de nuevo en brazos de su mamá. Ahora solo pedimos justicia”, dijo Juan Carlos Casco, papá de la criatura.

Red de bebetráfico

El comisario Marcelino Espinoza, jefe de Investigación de Delitos de Caaguazú, detalló que la detenida es la cabecilla de una nueva red de trata de personas y que de concretarse la venta de este bebé iban a robar más criaturas en unos meses.

El día del robo, la mujer se hizo pasar por una censista del Gobierno para rastrear la zona, luego llamó a otros tres hombres, que a punta de pistola se llevaron al bebé. Uno de ellos ya fue detenido.

Los traficantes iban a vender a la criatura por 100 mil dólares (G. 702.800.000), según los investigadores. Los delincuentes solo esperaban la cédula nueva del niño para pasar las fronteras.

“En el allanamiento le encontramos a la señora a punto de salir de la casa, con destino a Asunción, su objetivo era dar al bebé a una pareja de extranjeros hace unos meses, pero por la pandemia no pudieron cumplir su cometido porque habían controles en las fronteras”, señaló el policía.

Además, comentó que desde el día del rapto, Blanca tenía a la criatura y se mudaba todo el tiempo para no ser atrapada, debido a que también es de Juan Manuel Frutos.

Espinoza indicó que lo más llamativo del caso es que el bebé ya tenía un nuevo certificado de nacimiento con nueva identidad, por lo que también fueron implicados los directivos del Registro Civil de Coronel Oviedo, que le dieron el documento sin pedirles ningún requisito.

Dejá tu comentario