Actualidad

Reconstruyeron en 3D rostro de joven calcinado en valijera

Una placa de su sonrisa fue clave para identificar el cadáver.

Luego de tres días de intenso laburo del equipo forense, ayer se confirmó la identidad del hombre calcinado en la valijera de un vehículo en Roque Alonso.

Con una reconstrucción computarizada en 3D del posible rostro del fallecido, los profesionales hallaron 100% de igualdad con el de Paulo Valila Rosendo Neto.

El estudiante brasileño de Medicina de 36 años fue hallado muerto el sábado a orillas del riacho San Francisco.

“El equipo estuvo hasta las 21:00 para terminar el informe. La policía consiguió la placa”, acotó el forense Silvio Chiriffe. El cuerpo sigue en la morgue mientras la familia desde Brasil realiza los trámites para repatriarlo.

Pero la identidad solo aumentó el misterio. El comisario Rubén Paredes dijo que no hay pistas claras sobre los sospechosos o el móvil del crimen que tiene el “sello de la mafia”, por cómo fue cometido.

Sorprendidos

Rafael Valila, hermano de Paulo, habló desde Brasil con EXTRA asegurando que el asesinato dejó a todos sorprendidos y consternados.

“Todas las personas, familia, amigos, primos, allegados no entienden por qué ocurrió. Él era una persona muy buena, no tenía problemas con nadie ni amenazas. Era amigo de todo el mundo”, expresó Rafael.

Mencionó que Paulo ayudaba a sus compatriotas a realizar el proceso de admisión a la Facultad de Medicina en nuestro país, pues en el suyo, a más de difícil, la carrera es muy costosa.

Relató que Paulo trabajaba honestamente para estudiar. Dijo que laburó en un restaurante, como Uber y hasta de delivery. También ganaba algo de dinero asesorando a sus connacionales para venir a estudiar acá.

¿Mintió?

Según su perfil de Facebook, Rosendo Neto trabajaba desde el 2019 en el Hospital General de Luque, información desmentida por el doctor Francisco Duarte, director del nosocomio, quien señaló que el extranjero no figuraba entre los contratados ni pasantes.

Quería volver

Paulo vivía en Paraguay desde el 2016. En una entrevista realizada por el Day News de Brasil, contó sobre las facilidades de estudiar aquí.

No obstante, habló sobre lo difícil de insertarse laboralmente y la mala paga, que lo inspiraba a regresar a su país.

Solo amiga: Dueña del vehículo no era su novia

Rafael mencionó que Lanimar Leao Pinto, a cuyo nombre estaba el Toyota Platz donde fue encontrado el cadáver de Paulo, era solo su amiga y no su novia como se creyó en un momento dado.

“La dueña del carro no es su novia, no tenía relación con ella. Era solo su amiga y le dejó el auto para que le cuide cuando vino al Brasil. Pero ella iba a volver (a Paraguay)”, manifestó Rafael.

“Él conocía el sacrificio”

“Soñaba con ayudar a la gente porque era una persona muy pobre. Su propósito era estudiar Medicina y ayudar a las personas pobres porque él conocía el sacrificio. Estaba haciendo la especialización para ser pediatra”, dijo su hermano Rafael.

Dejó un huerfanito

El hermano contó que Paulo era divorciado en su país de origen, donde vivía, además de su exmujer, su hijo de diez años. Añadió que el niño ya sabe que su padre falleció, no así los detalles de su aterrador fin.

Temas

Dejá tu comentario