Actualidad

Rechazan pedido de no abrir cajón de Stroessner

La disputa judicial por paternidad y herencia de Alfredo Stroessner se está poniendo dura.

Su única hija con vida, Graciela Stroessner, a través de un abogado, rechazó que se abra el cajón del general para la muestra de ADN. Además, argumentó que ya no era el plazo para pedir ni un guaraní.

Sin embargo, el Tribunal de Justicia de Distrito Federal, a cargo del juez Mário-Zam Belmiro Rosa, rechazó el pedido de Graciela.

En el relatorio judicial se detallan los pormenores del caso de paternidad.

El exdictador Alfredo Stroessner mantuvo en secreto su segunda familia con tres hijos para “preservar” su matrimonio con Eligia Mora.

Así lo sostuvo un testigo presentado por Enrique Alfredo Fleitas, que dice ser su hijo y que entabló una demanda por paternidad y herencia en Brasil.

“Néstor González Brito alegó haber sido conductor y guardia privado del difunto Alfredo Stroessner y su hijo, Gustavo Adolfo Stroessner Mora (ambos fallecidos) y escuchó del expresidente que tenía otros hijos fuera del matrimonio, que para preservar su matrimonio nunca le dijo a su esposa”, dice el informe.

En tanto Enrique, su hijo no reconocido, relató que siempre fue tratado como hijo suyo, y que si no le dio su apellido era por el “clima político tenso” y para evitar persecución y discriminación hacia su “segunda familia”, cuando la dictadura de el “Rubio” estaba llegando a su fin.

Graciela Concepción Stroessner Mora (74) sostiene que no hay necesidad de abrir el ataúd de su padre para tomar el ADN, pues ya venció el plazo para solicitar el reconocimiento de paternidad.

“Estuvo inerte por más de 15 años y como se indicó en el precedente 149 del Tribunal Federal Supremo, el derecho de herencia vence a los 10 años a partir de la apertura de la sucesión”, señaló.

Sobre el punto, el juez sostuvo que la acción de investigación de paternidad es imprescriptible (no vence), a diferencia de la petición de herencia, pero que ambos pedidos fueron presentados en el tiempo necesario.

La mansión

En el escrito judicial se destaca que María Mercedes (Michelle) Fleitas sabía de una casa que estaba en Guaratuba, Brasil, a nombre de Stroessner.

Uno de los pocos bienes que figura legalmente como propiedad del dictador.

Este 16 de agosto se cumplirán 14 años del fallecimiento de Stroessner, en Brasilia. Fue derrocado en febrero de 1989 y exiliado al Brasil.

Así fueron sus últimos años

El e dictador en sus últimos años de vida prefirió vivir su exilio en la tranquilidad de Brasilia. Veía el Show de Xuxa y asistía a tres iglesias católicas los miércoles, cuando había menos gente, según fuentes del portal de noticias Correo Braziliense. Siempre estuvo acompañado de un guardia paraguayo. Se sentaba en el balcón y miraba a los niños jugar en la guardería de al lado de su casa.

Dejá tu comentario