Extra

Actualidad

Rebotó del Isepol por falta de sinceridad y otro por "bonachón"

Postulantes dicen que la corrección de la prueba no fue clara, pero la institución explica que el test psicotécnico es científico.

Juan Taboada se preparó por varios meses para ingresar a la Academia de Policía “Gral. Eduvigis Díaz”, gastó mucho dinero en hacerse las pruebas médicas, las cuotas del cursillo y los pasajes. Estaba muy seguro de poder ingresar y toda su familia lo apoyaba.

Pero las cosas no le salieron como quiso, y fue un trago amargo para él no encontrarse en la lista de aprobados del test psicotécnico, el 26 de diciembre del año pasado. El joven quedó asombrado por el diagnóstico, ya que la psicóloga le dijo que se eliminó por “baja sinceridad”.

Taboada presentó una nota pidiendo ver su test, pero el Instituto Superior de Educación Policial (Isepol), le notificó el 10 de enero que ya no podían mostrarle. Esta semana fue a denunciar ante la Comandancia de Policía, argumentando que además las hojas del test se filtraron antes.

Por ser “muy bueno”

F. M. también quedó fuera del proceso de selección. A él le dijeron “que ya era demasiado bueno” y que así tampoco era apto para ser policía. Isabel Franco, madre del joven, dijo que el resultado le parecía vergonzoso. “No va a ser un policía preparado el que va a entrar, ellos le tienen que preparar”, expresó. Refirió que también pidió que le devuelvan los estudios médicos de su hijo, pero aún no se los dieron.

Cómo era el test

El director de Isepol, comisario Milciades Ocampos, explicó que el test psicotécnico no es un examen y que conocer las preguntas de antemano no influye en el resultado. “Las 162 preguntas no se pueden estudiar, porque es para ver tu estado emocional”, dijo. Estos test son estandarizados y se pueden conseguir en distintos lugares.

Sobre el aspirante que no entró por “baja sinceridad”, dijo que el test incluye varias preguntas parecidas para detectar cuando alguien se contradice, y que no ser “sincero” en las respuestas es motivo suficiente para no calificar. Sobre el aspirante “bonachón”, dijo que tal vez su diagnóstico era más complejo, pero le habrán explicado en esas palabras para simplificar.

Proceso de selección

La primera fase incluye el examen médico y el test psicotécnico, ambos eliminatorios. Luego vienen la prueba de conocimientos y el examen físico, que son sumativos. En Isepol el examen físico dejó de ser eliminatorio porque los muchachos no llegan con un estado óptimo. La institución considera que la falta de alimentación es un factor importante, sobre todo en los que provienen de familias humildes del interior del país, que una vez que ingresen pueden mejorar su condición física.

Más flexibles y transparentes

El comisario Ocampos explica que este año compraron 19 cámaras Ultra HD para grabar todos los exámenes y la corrección de los mismos, para que todo quede transparentado. Además, afirmó que la Universidad Nacional de Asunción aplicará las pruebas de conocimiento, por lo que será imposible que se filtren. Aseguró que al terminar el proceso de selección devolverán todos los estudios médicos. Dijo además que ahora son más flexibles al aceptar a los “rellenaditos”, ya que la obesidad es un fenómeno común. Eso sí, con los tatuados siguen siendo tajantes: no entran.

3.500 probaron en ISEPOL

1.900 pasaron la etapa eliminatoria y deberán rendir en los próximos días. Para la Academia de Policía quedarán 150 personas, y para el Colegio entrarán 445.

Dejá tu comentario