Actualidad

Raptado por polis dijo: "Resucité"

Saltó de un coche y se salvó de una ejecución en Alto Paraná.

Con golpes, moretones y marcas de esposa en las muñecas, Ronny Alex Benítez Ferreira (30), desaparecido desde el lunes, fue encontrado con vida ayer en Tavapy, Alto Paraná.

Esto ocurrió un día después de que su coche fuera hallado incendiado y abandonado en un yuyal de esa misma ciudad.

Él relató a la Fiscalía y a los medios de prensa locales que supuestamente fue secuestrado y que identificó a sus captores que eran nada más y nada menos que policías.

Al verse descubiertos, los secuestradores supuestamente decidieron acabar con su vida y ya lo estaban trasladando, cuando él se arrojó del auto al río Monday, según relató.

“Me escapé mientras estaban orinando. Vi que tocaron sus armas y salté”, recordó Ronny a radio Concierto. Le dijeron que su auto era mau, cosa que a su criterio era mentira.

“Identifiqué a los policías, eran dos o tres. No sabría decir por qué quemaron mi coche, seguramente para borrar la huella dactilar”, dijo.

Al liberarse, lo primero que hizo fue llamarle a su mamá. “Me dijo: ‘Mamá, estoy bien, no te preocupes, no me muero, resucité, Dios me dio otra oportunidad’”, recordó la mujer a los medios locales.

Iba a la cancha

La desaparición ocurrió el lunes por la tarde cuando salía de su casa para ir a jugar fútbol en una cancha sintética del barrio San José, de Ciudad del Este.

Él tenía que retirar a su hijo, cosa que no ocurrió. Esto llamó la atención de su pareja, Mabel Silva, quien denunció en el Puesto Policial N° 5.

Ronny vende vehículos y se desplazaba en un BMW que quedó hecho cenizas en horas de la madrugada del martes.

La fiscala Stella Maris Ramírez allanó ayer la Dirección de Policía de Alto Paraná ante la sospecha de que uniformados formaron parte del rapto. Serían miembros de la Dirección de Búsqueda y Localización de Personas.

Dejá tu comentario