Extra

Actualidad

Quiso atentar contra su mujer, pero acabó prendiéndose fuego

El hombre primero golpeó a la doña, pero ella logró zafar y corrió a la casa de un vecino.

Luego de varias horas de estar encaramado a un árbol en el patio de la casa de su exmujer, Miguel Alejandro Peña López decidió descender de aquella planta, al ver que Rossana Acuña había llegado a la casa, ubicada en el barrio Santa Lucía de Cambyretá.

Al bajar fue directo donde ella, y le aplicó algunos golpes en la cara. Rossana no pudo evitar lanzar algunos gritos, mientras caía de espaldas al piso. El hijo de ambos, un niño de 13 años fue testigo del hecho, y acompañó a su madre hasta la casa de un vecino.

Allí llamaron a la policía. Rápidamente efectivos de la comisaría de Arroyo Porá llegaron al sitio, alertados por la mujer quien afirmó que aparentemente su ex había quemado la casa. Grande fue la sorpresa de los uniformados, cuando al ingresar al fondo se encontraron con el cuerpo del hombre.

Él se tiró encima nafta, subió al árbol y se prendió fuego. Instantáneamente el 80% de su cuerpo se quemó y ahí mismo falleció.

El oficial Carlos Villasboa, jefe de la mencionada dependencia comentó a EXTRA que Peña López ya contaba con una orden de restricción por violencia intrafamiliar.

Dejá tu comentario