Extra
Destacados

Actualidad

Quíntuple crimen: "Me confesó que él robó el arma y que le amenazaron"

A través de un audio de wasap contó a su familiar lo que hizo.

Un niño bueno, pero tan mimado que su madre ya ni podía controlarlo, así era P. A. (14), principal sospechoso del cuádruple crimen en Villarrica.

Lejos de su tierra, en Foz de Yguazú y con un bebé en camino, su madre decidió que no podría dar las atenciones que necesitaba su hijo adolescente. A punto de cumplir 14, fue enviado a vivir con su papá, en Villarrica, por este año.

“Él no podía quedarse a vivir en Brasil porque era muy mimado y no le hacía caso a la familia. Mamá le mandó a vivir con papá para ver cómo era sin ella”, contó su hermano H., en entrevista con EXTRA.

P. actualmente está imputado por el crimen del suboficial Hugo Armando Fariña, su esposa María Villaverde y sus hijos Israel e Isabel, además de un pequeño que estaba en camino, aún en el vientre de María.

Luego de lo sucedido, el chico envió a su hermano un audio por WhatsApp y, aunque no admitió el crimen, le contó que él robó el arma al policía. “El domingo me confesó. Me dijo que le amenazaron que lo iban a matar, por eso me confesó que fue él”, contó el familiar. Su hermanito le dijo que le diría todo lo que pasó cuando fueran a verlo en Villarrica.

Según Miguelina Baeza, madre del agente asesinado, él vivía muy agobiado desde el pasado 28 de agosto, cuando se le robó su pistola. "Se lamentaba porque valía 18 millones. Yo le dije que deje en manos del Señor", afirmó.

Le presionaba

En las semanas previas al crimen, el uniformado presionó al menor respecto a su arma, exigiendo que se la devolviera. Denunció el hecho en la comisaría local, pero aparentemente no le hicieron mucho caso. Fariña le restringió el acceso a su vivienda y cada tanto iba a reclamarle. El fiscal Alcides Espínola confirmó que el menor confesó el robo del arma, pero que sobre el crimen tendrá que declarar ante un juez de la Niñez. También fue detenido Mario Benítez, quien tenía el arma del suboficial.

3 cayeron. La policía detuvo a Héctor Velázquez, en cuyo poder se encontró el celular de H. Él dijo que le regaló el aparato.

Madre iría junto a él

El hermano de P. contó que tras conocerse la sospecha sobre el chico, su madre decidió ir a darle su apoyo, pero que desde el lunes allegados a la familia asesinada empezaron a amenazarlos. “Ella tiene miedo de venir también porque tiene una nena de apenas 1 año. Vi en comentarios que querían matarnos a nosotros si se iba (a Villarrica) alguien de la familia”, refirió H. Agregó que en los próximos días ella estaría llegando a Paraguay, pues vive en una zona muy alejada del Brasil.

Menor irá a prisión. El adolescente fue imputado por homicidio doloso en calidad de autor y se expone a 8 años de cárcel.

Dejá tu comentario