Extra

Actualidad

Quemó la moto de su rival y su mamá donó otra para que no vaya preso

Víctima contó que ligó una más linda y que el autor lo hizo porque salió con su chuli.

Dicen que no hay mal que por bien no venga y para Ángel Machuca, esta frase se hizo cierta entre el fin de semana y el lunes.

Todo luego que un vecino súper pichado y celoso le quemara su moto durante una visita que hizo a su familia en Coronel Oviedo.

El ovetense había migrado a Asunción para estudiar Administración de Empresas, pero nunca perdió la costumbre de ir a casa de sus padres.

Sin embargo, el pasado domingo por poco acaba en tragedia cuando su vecino Rolando Vera González, pichadísimo, llegó hasta la casa de una amiga donde se encontraba el visitante del pueblo; con cuchillo en mano le obligó a entregarle su moto y posteriomente la quemó.

Según Machuca, lo hizo por celoso; el autor dijo que fue porque Ángel era demasiado creído.

“Eso él dijo nomás para justificar, pero él hizo eso por celoso. Lo que pasa es que la chica de la que él se gustaba había sido me invitó a comer a su casa, y él, ebrio, hizo eso por celoso”, manifestó Ángel.

Lo cierto, es que la madre de Rolando al ver a su retoño tras las rejas decidió mediar en el lío en que se había metido e intercedió por él.

Rápidamente fue a hablar con Ángel y el fiscal del caso y quedó en devolverle una moto nueva a cambio de la que había perdido.

“Me dieron una más linda y todo”, afirmó el muchacho.

Rolando finalmente fue liberado en las últimas horas del lunes, luego de que su mamá haya comprado la moto 0 km a la víctima, para evitar que su retoño acabe en la cárcel.

Dejá tu comentario