Actualidad

Quemó casa de su doña tras denunciarlo por garrotero

Policías no le tomaron en serio la denuncia cuando pidió auxilio.

Los ojos del pequeño de 10 años se nublaron con lágrimas, mientras observaba cómo su casa era devorada por las llamas.

José Agustín Garcete Lezcano le había echado combustible, luego de enterarse que su concubina lo denunció por violento.

“Mamá dijo ‘que pase lo que pase, yo estoy harta’ y nos fuimos a denunciar”, contó Diorena Ferreira, hija de Elvira García e hijastra de José Agustín.

El hecho ocurrió cerca de las 9:30 de la mañana del jueves, en la ciudad de Villeta, donde Garcete Lezcano vivía hacía apenas tres meses con la mujer, luego de que ambos levantaran con mucho esfuerzo aquella casita; que quedó reducida a puros escombros.

La chica contó que alrededor de las 23:00 horas del miércoles pasado, su padrastro llegó a la casa en completo estado de ebriedad y violentamente apretó a su madre contra la pared.

“Yo me puse contra él y llamé a la policía. Después de 30 minutos vino la patrullera pero como no había ninguna prueba de que le maltrató a mi mamá porque le ‘apretó nomás’, no le llevaron”, afirmó.

Agregó que el oficial les dijo que por esa noche fueran a dormir en casa de la abuela y al día siguiente vayan a denunciar en la comisaría y así lo hicieron.

Luego de pasar por la sede policial fueron al Juzgado. Hasta allí, les siguió Agustín. “Quería que mi mamá le de la hoja de la denuncia y ella no le dió”, relató la chica.

Entonces, el hombre se retiró con una risa sarcástica y solo minutos después se enteraron que la casa estaba siendo incendiada.

“Me fui corriendo a la comisaría y le encontré al mismo oficial, ‘ya quemó mi padrastro la casa de mi mamá’, le dije”, refirió indignada la joven.

Les dejó literalmente en la calle

Diorena contó que todos los muebles y electrodomésticos fueron consumidos por las llamas. “Nos quedamos con lo que tenemos puesto”, lamentó. Incluso, su hermanito debía comenzar ayer las clases, pero no lo hizo, debido a la pérdida (uniforme, mochila) y al trauma sufrido al presenciar lo ocurrido.

Agentes de la Comisaría 14 de Villeta finalmente detuvieron al hombre, quien fue imputado por violencia intrafamiliar y producción de riesgos comunes.

“Quedamos con miedo”

La muchacha pidió que el autor no quede libre y el hecho impune. “Nos quedamos con miedo todos acá, solo queremos que se haga justicia”, señaló con mucha tristeza.

Dejá tu comentario