Extra

Actualidad

Puente caído y sin señalización se cobró la vida de motociclista

Tragedia en J. Eulogio Estigarribia, Caaguazú. Desde hace 15 días está en pésimas condiciones el tramo, según los vecinos.

Un ruido de aquellos llamó la atención de don Juan I. cuando estaba a punto de acostarse, el sábado de noche.

Él y su señora fueron corriendo hasta un puente y se encontraron con la terrible escena. En el fondo del precipicio estaba una persona bañada en sangre y ya sin signos de vida.

Hace unas semanas el puente del barrio Virgen Serrana de J. Eulogio Estigarribia (ex Campo 9), Caaguazú, se desmoronó y quedó un enorme y peligroso hueco.

Lo que tanto temían los vecinos, pasó. Un motociclista que no conocía la zona cayó y murió al instante. Se trata de Claudelino Garcete Monteflit, del barrio Ko’e Rory del mismo distrito. Según el testigo, no había ninguna señalización.

“La cinta hoy nomás pusieron y estos troncos puse yo hace días para evitar una desgracia”, contó don Juan al programa radial Frente a Frente. El poblador pidió que las autoridades hagan una obra que valga la pena.

“Culpa de la muni”

Rosa Rodas, por su parte, criticó a las autoridades de turno. “Responsabilidad de la Municipalidad de Juan Eulogio Estigarribia, Ejecutivo y Legislativo, hoy tenemos que lamentar la pérdida de una joven vida”, manifestó.

Agregó que de un lado del camino no hay siquiera una cinta que impida el paso o algún objeto que las personas puedan ver. “Del otro lado, al menos hay vecinos que pueden alertar del peligro”, dijo. Los padres de familia expresaron su preocupación ya que por ese tramo pasan las criaturas para irse a la escuela.

Intentamos contactar con el intendente Derlis Espínola Guerrero a los números con terminación 000 y 614, sin éxito. La muerte del joven de 20 años causó indignación en la ciudadanía.

Percances anteriores

- Freddy Valenzuela, quien iba por la avenida Eusebio Ayala y Tte. Primero Alfredo Ramírez, en su moto, cayó a un registro de la Essap que no tenía tapa ni había señalización que la indique. Estuvo a punto de ser atropellado por otro vehículo. Veinte minutos después, otra conductora también cayó al hoyo.

- Una niña de 5 años cayó a un pozo, en el barrio Herrera de Asunción, cuando se iba al colegio. Descendió del vehículo en el que le llevaba su mamá y terminó en el fondo del pozo de 5 metros. La Essap y la Municipalidad se tiraron la pelota.

- Un nene de 7 años que estaba jugando se cayó en un pozo de 11 metros que estaba siendo realizado por una empresa constructora, en Ciudad del Este, Alto Paraná. No había ninguna valla de seguridad o señalización.

Dejá tu comentario